lunes, 2 de julio de 2012

Fancies and Goodnights (Fiesta en una botella), de John Collier










Cada lector tiene sus manías y formas de entretenerse en los ratos muertos en que o no da tiempo o uno no tiene cuerpo para coger de nuevo el libro. Una de las mías es mirar diversas colecciones de libros a través de de Internet, de manera periódica. Una de las editoriales que nunca me defrauda es la New York Review of Books, de la que he sacado joyas de las que nunca había oído hablar (en muchos casos no solo de la obra, sino tampoco del autor). Esta fue una de las muchas inesperadas sorpresas que la lista guardaba para mí.


A fin de cuentas no son tantos los días que uno lee nada menos que a Ray Bradbury (en la introducción a este libro) contando por ejemplo cosas como que a los 22 años, rebuscando en los libros de liquidación de una biblioteca se encontró una colección de historias titulada Presenting Moonshine de cuyo autor (Collier, claro) ni había oído hablar.

Nunca había oído hablar de John Colier, pero cuando llevé el libro a casa, las historias que contenía cambiaron mi vida. La influencia de Collier, junto con la de Steinbeck, Hemingway y Heinlein y Kuttnerfue verdaderamente emocionante. 

John Collier fue un escritor británico, nacido en 1901 (y fallecido en 1980), que publicó algunos de los relatos de fantasía de su época. Tras emigrar a Estados Unidos, la mayor parte de los relatos fueron publicados (ni más ni menos) por The New Yorker en los años 30, 40 y 50 del pasado sigloEste volumen , Fancies and Goodnights, que recopila todos esos relatos fue publicado en 1951 y recibió en 1951 el premio internacional de Fantasía.

Cuando los editores le invitaron a prologar el libro de Collier, Ray Bradbury se puso especialmente contento porque se sentía dolido debido a que el nombre de este autor había caído en el olvido: "Estaba emocionado porque había descubierto, durante los últimos treinta años en las veladas literarias, que si mencionaba el nombre de Updike o Salinger o Cheever las caras presentes se iluminaban, pero si dejaba caer el nombre de John Collier en el pozo literario, caía y se hundía  sin generar ningún eco." 

¿Que parece tirar muy alto para un autor tan desconocido hace unos años?. Continúa Bradbury: "Su obra existe en un mundo de alguna manera similar  a las de P.G. Woodehouse y su Jeeves, Saki y Thorne Smith, el autor de Topper". Y esta comparación es absolutamente correcta, porque hay dos elementos que destacan ante todo en los maravillosos relatos de este volumen: la sorpresa y el humor. Además de fascinarte desde el mismo principio (es inimaginable como de manera repetida el primer o segundo párrafo del relato ya te tiene diciendo: "¿Que?¿Como puede ser esto?" y ya no te suelta hasta el final). Desde un hombre que entra en un anticuario a comprar algo que coleccionar y acaba comprando una botella con un genio incorporado, un poeta hastiado del mundo que decide irse a vivir escondido en unos grandes almacenes sin ser detectado por nadie el resto de su vida moviéndose solo de noche... para descubrir que no es el primero que lo hace; y muchos otros inicios similares. Cuando preguntan a Bradbury (sin ánimo de hacerme pesado) cual es su historia favorita de Collier, es incapaz de decidirse y finalmente se queda no con un relato, sino con un inicio de un relato: Another American Tragedy.

Un hombre joven entró en la consulta de un eminente dentista y se sentó en la silla. Algo despectivamente rechazó una pequeña sonda y un espejo con con el dentista, sonriente, se aproximó a el. "Sácalos todos", dijo.
"Pero" dijo el dentista, "sus dientes parecen perfectamente sanos"
"Bueno", dijo el joven, "es mi dinero".

Ahora que cada uno se entretenga en pensar de que va el tema, cal es el gatillo que dispara la historia o el destino al que se dirige. Yo tendría dificultad igualmente para elegir un preferido, pero hay un relato, mitad Bradbury, mitad Borges, titulado Witchs money que no deja de rondarme la cabeza.

Y que conste que a pesar de algunos relatos tiene un punto fantástico, no es Collier de los que recurre a soluciones sacadas de la manga a última hora para contarnos "Y entonces vino un platillo volante que cambió a los hombres en mujeres y de ahí se saca la solución". Son relatos bien estructurados, con un suspense extraordinariamente agradable y como mencionaba antes, el segundo elemento inseparable de los relatos de Collier es el humor. Una sonrisa se asienta en la comisura de nuestros labios y nos acompaña las ocho o diez páginas de cada relato.

Alfred Hitchcock Presenta... un episodio basado en un relato de Collier.


Aquellos que hayan visto años atrás (o vuelto a ver recientemente) las dos grandes series de Suspense Fantástico, Alfred Hitchcock presenta y The twilight Zone; saben de lo que hablo. Ese es el estilo de Collier y no solo porque sea similar, sino porque varios capítulos (siete concretamente) de la serie de Alfred Hitchcock fueron basados en relatos de Collier, así como algunos programas de The twilight zone (Bradbury recomendó la obra de Collier personalmente a Rod Sterling, creador de la serie.)




John Collier. Es curioso lo difícil que resulta encontrar fotos de un escritor
que fue tan conocido. Esta es la que se repite casi siempre.



Una idea del tipo de historias de que hablamos nos lo puede dar la narración de las mismas por el argentino Alberto Laiseca en una serie de breves programas que realizó en los que narraba relatos de miedo o suspense de muchos autores (con un estilo que a unos fascina y otros detestan). Aquí teneis su historia "El cazador":




Y aquÍ está "De mortuis"


Aqui una versión hecha para TV de Evening Primrose, un poco rara porque es musical (es el relato del poeta que se va a vivir en unos grandes almacenes. Pero ver  a Anthony Perkins cantando no tiene desperdicio. Y que nadie se ría, el musical lo escribió, ni más ni menos que  Stephen Sondheim.



Y para acabar con el Marathon de vídeos, Back for Christmas, uno de los episodios de Alfred Hitchcock presenta basado en relatos de Collier.



En español una extensa selección de los relatos ha sido publicada por la Editorial Contraseña (desconozco cuales son los seleccionados). No lo perdáis de vista, sea en inglés o en español. El autor lo merece. Es literatura, entre otras cosas, auténticamente divertida. En el mejor sentido de dicho termino (si es que hay algún sentido malo en el término "divertido"). Y no lo digo solo yo, lo dice Ray Bradbury (y Neil Gaiman y Paul Theroux y Roald Dahl, todos ellos fanáticos de Collier). Todos no vamos a estar equivocados... o al menos eso espero.


Edición española


NOTA: Creo que ya esta corregido un problema con Youtube (que me trae por la calle de la amargura) que no permitía ver los vídeos.

En inglés: John Collier. Fancies and Goodnights. New York Review of Books. 2003. 418 pps.
En español: John Collier. Fiesta en una botella. Editorial Contraseña. 2011. 200 pps.

16 comentarios:

  1. A medida que iba leyendo la reseña (muy interesante por cierto) me iba sintiendo mal por no conocer a este autor.
    Reconozco que no lo conocía y por ende su obra tampoco, pero esta entrada me ha dado muchas ganas de indagar más sobre él y sus obras.
    Además que personas como el mismísimo Bradbury, Roald Dahl entre otros le admirasen tanto tiene que deberse a algo.
    GRacias por darlo a conocer, al menos a mí.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te preocupes lo más mínimo. Collier ha estado criando polvo en el recuerdo de unos pocos "sabedores" como Bradbury, pero para los demas su obra ha estado perdida en el olvido. Para mi también fue un descubrimiento casual una tarde "espectacular" en que pillé cuatro novedades de The New York Review of Books que fueron a cada cual más buena.

      Eliminar
  2. Coincido contigo en mi admiración por el criterio de la editorial NYRB. Sus libros, además de bellos, son siempre estimulantes. No creo haber leído nada de Collier, pero me llamó la atención su nombre al leer alguna entrevista a Bradbury -un repaso que hice con motivo de su reciente fallecimiento-, donde comentaba sus influencias literarias. Desde luego, voy a investigarlo, y más después de lo que cuentas. El primer paso va a ser ver los videos que tan amablemente adjuntas, en cuanto tenga un rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Bradbury no perdía oportunidad de citarlo y recomendarlo. Algunos de sus relatos aparecen con frecuencia en antologías de fantasía, aunque para mi no sería fantasía el género correcto. Temo que no sabría muy bien donde enmarcarlos. Espero que te gusten.

      Eliminar
  3. Que Bradbury lo admirara ya es suficiente sello como para tenerlo en cuenta, pero si además el mago del suspense, el insuperable Hitchcock, lo llevó al cine es que era realmente excepcional, me lo apunto. Tengo el sitio perfecto para esconderlo e ir sacándolo, para leer sus historias de una en una, saboreándolas a escondidas, por la gracia, no porque tenga que esconderme, soy muy mayor para ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Aprendiz (con mayúscula): bien sabes que nunca se es demasiado grande para esconderse en un rincón a leer un libro...

      Eliminar
    2. Querido Óscar:
      Ya veo que te han gustado mucho los relatos de John Collier. Gracias por recomendarlo. En nuestra selección recogimos quince de sus cuentos (entre ellos, todos los que nombras en la reseña).
      Un cordial saludo,

      Alfonso Castán
      Editorial Contraseña

      Eliminar
    3. Hola, Alfonso:

      Me ha encantado el libro y el autor. Incluso los relatos que pueden parecer más flojitos son interesantísimos y sorprendentes. Como siempre, habéis tenido buen ojo al elegir al autor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. NYRB es otra de aquellas maravillosas editoriales de las que uno no puede evitar enamorarse; en mis pendientes de TBD tengo más de uno XD
    Y que genial descubrimiento Óscar. Leer tu blog es como una mina, de verdad que aprendo un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Nit, porque te garantizo que si me mantengo en esto del blog es por lo mucho que descubro leyendo todos los vuestros. Te lo digo totalmente en serio. Es el principal estímulo. Asi que todo es un intercambio.
      Saludos.

      Eliminar
  5. SAMEDIMANCHE ha dejado ESTE COMENTARIO (que en lugar de ser publicado ha sido suprimido por mi torpeza y for falta de concordancia de mis dedos con la pantalla del iPhone). Lo copo/pego y pido perdón a Samedimanche.

    "No lo conocía pero me has convencido por completo!! Mañana mismo bajo a la librería. Y creo que, de paso, voy a repasar The twilight zone...Como siempre, un acierto. ¡Gracias!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, aunque solo sea por estimular a alguien a repasar esa serie, ya merece la pena. Yo he comenzado a ver la tercera temporada de "Alfred Hitchcock presenta...."
      Efectos paralelos de las lecturas.

      Un cordial saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  6. Otra que no conocía a Colier y eso que Hitchcock me gusta mucho. Pero bueno para eso están los blogs. Me has dejado intrigada con tus otras adquisiciones. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también adoro a Hitchcock. Como digo estoy volviendo a ver "Alfred Hitchcock presenta" y es un gustazo. Historias d Collier, Roald Dahl y muchos otros interesantes.
      Las adquisiciones entiendo que te refieres a las de The New York Review of Books. Pues tengo una leída y pendiente de comentar llamada "Cassandra at the Wedding" de Dorothy Baker, magnífica y varios pendientes de lectura: "Memories of the future" de S. Krzhizhanovsky (te desafío a pronunciar su apellido), "AngloSaxon Attitudes", de Angus Wilson y "The Peregrine" d e J.A. Baker, todos muy prometedores a priori.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo hasta leer tu post, sólo conocía a Collier por el nombre. Soy coleccionista de marcapÁginas y me gustan mucho los de la editorial Contraseña, así que tengo el de la edición española que pones arriba...
    Ahora que ya sé cual es su estilo y que tengo la referencia de "Hitch presenta..."(los ví todos en su época TV y ahora tengo algunos en DVD), compraré algo suyo en inglés sin falta. Y, como dices, si a Dahl, a Gaiman y atí os gusta, no podéis estar equivocados. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hobre, que me pongas en la misma frase que a Dahl y gaiman me parece demasiado honor para mi,

      :-)

      Pero en cualquier caso si te gusta la serie, el libro de relatos es muy, muy del estilo y sin ser una obra trascendental, seguro que te hace pasar un buen rato con algún relato. Muchos son francamente sorprendentes.
      Saludos.

      Eliminar