domingo, 15 de abril de 2012

Transformations, de Anne Sexton







Pues gracias a la recomendación Miss Winnifred en el post que colgué hace poco sobre "Ariel" de Sylvia Plath, he empezados seguirle la pista a esta escritora, que solo conocía de nombre como otro de los picos de la poesía confesional a la que pertenece Plath, pero no la había leído. 

Buscando, he encontrado dos volúmenes, uno con una selección de sus mejores poemas y otro (este) que en seguida me llamó la atención por la temática con que está relacionado. En este libro, Sexton narra a su (poética) manera una selección de cuentos de los hermanos Grimm, básicamente cuentos en que la protagonista es una mujer que de alguna manera "se transforma".


Pero la clave real del libro, la llave de oro, el patrón de medida y lo que pretende nos lo revela Sexton nada más abrir el libro. El primer poema, el único que no es uno de los cuentos de los Grimm, se llama "The Gold Key" y no puede ser más explícito ni más interesante. Lo copio en inglés. No tengo transcripción al español ni me creo capacitado para traducir poesía, pero creo que es aceptablemente sencillo para quien tenga un nivel medio de inglés.



THE GOLD KEY

The Speaker in this case
is a middle-aged witch, me -
tangled on my two great arms,
my face in a book
and my mouth wide,
ready to tell you a story or two.
I have come to remind you
all of you:
Alice, Samuel, Kurt, Eleanor,
Jane, Brian, Maryel,
all of you draw near.
Alice, at fifty-six do you remember?
Do you remember when you
were read to as a child?
Samuel,
at twenty-two have you forgotten?
Forgotten the ten P.M. dreams
where the wicked king
went up in smoke?
Are you comatose?
Are you undersea?
Attention,
my dears,
let me present to you this boy.
He is sixteen and he wants some answers.
He is each of us.
I mean you.
I mean me.
It is not enough to read Hesse
and drink clam chowder
we must have the answers.
The boy has found a gold key
and he is looking for what it will open.
This boy!
Upon finding a nickel
he would look for a wallet.
This boy!
Upon finding a string
he would look for a harp.
Therefore he holds the key tightly.
Its secret whimper,
like a dog in heat.
He turns the key.
Presto!
It opens this book of odd tales
wich transforms the Brothers Grimm.
Transforms?
As if an enlarged paper clip
could be a piece of sculpture.
(And it could.)



Anne Sexton (y su cigarrillo)


Tras este, dieciséis poemas y dieciséis cuentos de los hermanos Grimm. Unos conocidos de todos ("Blancanieves", "Rapunzel", "Cenicienta"). Otros no tanto ("Un ojo, dos ojos, tres ojos", "La serpiente blanca", "El músico maravilloso"). Cada uno se abre con una parte del poema en que la autora reflexiona sobre lo que a ella le ha enseñado ese cuento (todo ello, repito, en verso) y luego la segunda parte del poema que cuenta el cuento propiamente dicho.

Antes comentaba que algunos de los cuentos son conocidos por todos. Quizá no es tan correcta dicha afirmación. Más de una vez he comentado lo dañino que considero el destrozo envuelto en "dulce miel" que Disney hace de los relatos tradicionales. A lo mejor no todos recuerdan que en la versión de "Cenicienta" original de los Hermanos Grimm, una de las hermanastras, para tratar de deslizar su pie dentro del zapato dorado (que no de cristal), no tiene problema en amputarse el dedo gordo del pie y solo es descubierta, cuando el príncipe la llevaba ya camino de palacio creyéndola "la única", por el reguero de sangre que deja. La segunda hermanastra se amputa el talón con idéntico resultado. Y cuando, tras la boda de Cenicienta con el príncipe, las hermanastras se aproximan a pedir clemencia, los pájaros les sacan los ojos, dejando sus cuencas vacías, ciegas de por vida como pago por su maldad. Pero claro, eso no es para los oídos de los "niños Disney", así que todo se arregla con una patadita o un palmetazo en el trasero o, si ya han sido muy malos, con un lavado de estómago que les hace echar pompas de jabón por la boca. La eterna estupidez de pensar que a los niños hay que protegerlos. Sexton se atiene al texto original de los Grimm y además se nota que se divierte haciéndolo.

Este vídeo subtitulado, completamente maravilloso nos demuestra que Anne Sexton no podía dobrevivir 45 segundos sin un cigarrillo y que tenia todo un caracter.





Si bien en los poemas Sexton es fiel al cuento (lo he comprobado releyendo los relatos de más de uno de los cuentos de los Grimm para comprobar detalles), en otras ocasiones, no obstante, se nota que Sexton no se puede refrenar y deja fluir lo que piensa de ciertos aspectos de los cuentos de hadas y princesas. Si no, léase el final de "Cenicienta"

Cinderella and the prince
lived, they say, happily ever after,
like two dolls in a museum case
never bothered by diapers or dust,
never arguing over the timing of an egg,
never telling the same story twice,
never getting a middle-aged spread,
their darling smiles pasted on for eternity.
Regular Bobbsey Twins.
That story.

O el de "Las doce princesas bailarinas" (El "He" se refiere al soldado que descubre el secreto de las princesas y se casa con la mayor):

He had won. The dancing shoes would dance
no more. The princesses were torn from
their night life like a baby from its pacifier.
Because he was old, he picked the eldest.
At the wedding the princesses averted their eyes
and sagged like old sweatshirts.
Now the runaway would run no more and never
again would their hair be tangled into diamonds,
never again their shoes worn down to a laugh, never the bed falling down into purgatory
to let them climb in after
with their Lucifer kicking.

No es difícil darse cuenta de lo que Sexton piensa que representa para las princesas el ser capturadas por el varón del cuento.



No me extiendo mucho más. Este tipo de libros son para leerlos, no para contarlos. Hablando de leerlos, no se muy bien como ni porqué, pero en Google Books se puede leer el libro completo. Concretamente aquí. El libro viene prologado por Kurt Vonnegut, que según he podido leer en algún artículo era admirador crónico de Sexton. A partir de ahora yo también. 

En inglés: Anne Sexton. Transformations. Edit Mariner Books. 2001. 112 pps.


24 comentarios:

  1. Sexton es una gran poeta. Por cierto, también escribió teatro (Mercy Street). En mi blog hay algunos poemas suyos en español y, lo que a lo mejor te despierta más la curiosidad, un video de Peter Gabriel con la canción que le dedicó a Sexton y que también se llama Mercy Street.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues desde luego que despierta mi curiosidad.
      Lo voy a ver ahora mismo.
      Coincido en que es una gran poeta, estoy leyendo sus poemas seleccionados y son estupendos.

      Eliminar
  2. La poesía de Sexton en sí es una maravilla, pero este volumen en concreto es mi favorito. Está en camino en formato impreso gracias a san Amazon UK :)



    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha sido todo un descubrimiento para mi (últimamente estoy teniendo más de uno en el mundo de la poesía, estoy como tonto con ciertos escritores). Y la temática de este libro me ha resultado muy sorprendente. Muy respetuoso con el mundo de los Grimm y a la vez extremadamente personal.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Me he enamorado!! XD La verdad es que era todo un temperamento la señora Sexton, y el concepto del libro es muy interesante. Si alguien como Vonnegut cayó en sus garras será por algo, amigos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no me gustaría ser ese perro que sale en el vídeo. Creo que no volvería a ladrar en mucho tiempo. Y al marido parece tenerlo mejor domesticado aun que al perro. :-)
      La variedad de los gustos literarios de Vonnegut nunca deja de sorprenderme. No se porqué, siendo el pedazo de escritor e intelectual que era. Indudablemente por mi propia limitación.
      Saludos.

      Eliminar
  4. No conocía a esta poetisa tan interesante que me has dado a conocer, pero me alegro de haberlo hecho.
    Me parece muy interesente esta entrada y curiosa, ya que he de reconocer que pertenezco a esa generación de “niños Disney” y aunque me avergüenza decirlo no sabía la historia real de la Cenicienta, pero si su origen.
    Por cierto, este libro no lo hay editado en español?

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta donde yo se, no está traducido. En español hay tres libros de Sexton: "Poemas de amor" (2010). "Vive o muere " (2008) y "El asesino y otros poemas" (2007). Hasta donde he podido averiguar (no se si podría estar traducido en América Latina).
      No te preocupes. Lo de Disney todos lo llevamos encima y en muchos aspectos puede ser algo positivo, pero es que considero que los cuentos no tienen que ser siempre tan aterciopelados. Saludos.

      Eliminar
    2. Parece ser que Ediciones Linteo, la editorial que publicó "Poemas de amor", está preparando la edición de la obra completa de Sexton, lo que no sé es para cuando ni si será un tomo o la edición de cada obra por separado.
      Saludos

      Eliminar
    3. A ver si es verdad y lo hacen. La poesía bilingüe es aun más divertida que la que viene solo en versión original. En inglés están publicadas (las poesías completas) en un volumen de grosor muy similar al de las de Sylvia Plath.
      Que por cierto, me parece que lo comentabas en el otro post, pero el volumen bilingüe de poesías de Plath, siendo una maravilla absoluta, resulta un poco de difícil manejo por su grosor. O eso me pareció el otro día que lo vi en Sevilla.
      A Sexton la voy a aupar cerca de Plath (lo cual dado mi nivel de gnosis poética no le supondría mucha satisfacción a ella, pero algo es algo)

      Eliminar
  5. Gracias a mi educación germanófila, conozco bien los cuentos de los Grimm (los auténticos, no la versión Disney) y siempre me ha gustado esa parte siniestra y de revelación de nuestros miedos más profundos que tienen (para eso están los cuentos populares). Me han encantado los poemas que citas y la idea en sí del volumen de Anne Sexton. No siendo gran lectora de poesía -algo de lo que me arrepiento y que sé que debería subsanar-, sólo la conocía por referencias, pero me guardo ese enlace a Google Books, porque sé que el libro me va a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente con la pasión por los cuentos originales de los Grimm, igual que Andersen y Perrault. Creo que en gran parte la "reelaboración" de Disney demuestra una incorrecta comprensión del papel de dichos cuentos.
      Yo tampoco he leído mucha poesía y trato de enmendarme. Es muy divertido y un mundo apasionante.
      Espero que te guste, Elena.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Precioso el poema que has elegido...y qué orgullo saber que por mí te ha apetecido sumergirte en su poesía. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aprovecho para agradecértelo otra vez, lo estoy disfrutando. Este y el otro. Hay un volumen dedicado exclusivamente a poemas de amor, todos en Mariner Books.
      Es un libro bonito y a la vez muy divertido. Y además me ha obligado a releer 8-10 cuentos de los Grimm, lo cual es un extra a tener en cuenta.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Ya he dicho muchas veces que la poesía me cuesta lo mío pero Anne Sexton es una de esas poetas que me parecen impresionantes. Lo leí durante una época en que me interesaban mucho los cuentos infantiles y el simbolismo que ocultan, a través de un libro fabuloso que habla sobre Caperucita Roja y muchas de las interpretaciones que se hacen de la historia. Un libro fabuloso que también te recomiendo, si te ha "picado" el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aparte de la "fiebre Sexton actual", los cuentos y reatos tradicionales siempre han sido uno de mis temas preferidos, asi que me interesa mucho. Te refieres, según entiendo, a un libro de ensayo, ¿no¿. ¿Serías capaz de recordar el nombre ?.
      Hay un volumen de prosa reunida que podría incluir este volumen y tengo en la wishlist.
      Voy a hacer averiguaciones, que ya me has picado la curiosidad.

      Eliminar
    2. Vale, ¿podría ser este?
      http://www.amazon.com/dp/0415908353/ref=asc_df_04159083531977972?smid=ATVPDKIKX0DER&tag=dealt5083-20&linkCode=asn&creative=395093&creativeASIN=0415908353

      En cualquier caso este, que incluye un ensayo de Sexton sobre caperucita tiene una pinta estupenda.

      Eliminar
  8. Buenas tardes!

    Tengo una sorpresa esperándote en mi blog, en una entrada publicada hoy. Espero que te guste (aun que no me extrañaría que ya lo tuvieses).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Me alegra que la sorpresa haya sido grata, y me encanta haber sido la primera en otorgarte un premio.
    En mi opinión deberías haberlo tenido mucho antes.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta muchísmo ver de qué manera se entrelaza la tradición oral con la elaboración culta en estas elaboraciones y reelaboraciones constantes de mitos, cuentos y leyendas. Los de los hermanos Grimm tienen a menudo una encanto sorprendente, y estos de Anne Sexton que nos presentas parecen haberlo mantenido. En esos versos se entremezclan voces muy antiguas con sonidos nuevos, y nada suena discordante. Hace poco descubrí que allá por el siglo XI un tal Fray Edgbero de Lieja escribió un cuentecillo -probablemente para utilizarlo como enseñanza en alguna homilía o predicación- sobre una niña vestida de rojo que por desobedecer a su madre tuvo que vérselas con un lobo. Y es que muchas veces lo que uno piensa que es creación original es reelaboración de material antiguo. A fin de cuentas todos cimentamos nuestros escritos sobre cascotes y ruinas antiguas, ¿no?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quepa la menor duda de que si, Ricardo que hacemos lo que hacen desde siempre aquellos que quieren construirse una casa nueva. Expoliar las casas antiguas de la zona en busca de mármoles, maderas o ladrillos. Todo lo que interpretamos al leer, lo sepamos o no, viene de lejos. La verdad es que las interpretaciones de los relatos de los Grimm (que a su vez no son más que interpretaciones de otras antiguas) dan para muchos volúmenes. Angela Carter, Anne Sexton y muchos otros (tengo aqui para leer un volumen de Robert Coover que parece una interpretación más irreverente) solo son vinos viejos en odres nuevos.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Eso es lo que en ciencia se ha denominado "avanzar a hombros de gigantes".

      Eliminar
  11. Espero que también hayas probado a Dickinson y a Alejandra Pizarnik y que te hayan gustado tanto como Plath o Sexton. Hay una novedad editorial en Nórdica de poemas de Dickinson que tiene una pinta buenísima, mucho mejor que la de todas las paellas que haya podido observar babeante durante mi vida. Y recomiendo a los que no la conozcan acercarse aunque sea a través de la wikipedia, pues estoy segura que desearán leer sus poemas.

    Tengo una tendencia natural a amar a mis "queridas suicidas"... Woolf, Pizarnik, Plath, etc. y desgraciadamente a tener mucho en común con ellas. A los que somos como yo, o tenemos mi "desorden mental" nos animan diciéndonos que hay muchos "genios" con este trastorno que padezco y bueno, según los últimos estudios científicos y contrastados, entre el 30 y el 50% de los pintores, escritores y músicos de éxito lo padecen.

    Solo tengo un pero:
    no siempre genio va unido a éxito ni éxito a calidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emma:

      Dickinson es la primera poetisa a la que presté atención en mi vida, la primera que me hizo entender la hermosura de lo que hasta entonces había sido poco más para mi que algunas palabras que rimaban. Cuando conseguí leer en inglés, suyo fue el primer libro de poesía que compré en ese idioma. Coincido en que es no solo obligatorio sino muy placentero leerlo. Es verdad que la editorial de Nórdica tiene pinta excelente. El otro día comprando otra novedad de esa editorial (O´Flaherty) lo vi por casualidad y es estupendo. Muy recomendable.

      A Pizarnik en cambio no la he leído, pero precisamente en el post sobre Plath me lo recomendó Analía y estuve indagando precisamente acerca de esta escritora y compré en Lumen su "Poesía completa" que tengo pendiente de lectura. Tengo que resolver esa falta, aunque en poesía mis fallos aun son colosales. Os contaré que me parece en cuanto pueda, para que compartamos opiniones.

      Y totalmeten de acuerdo: genio y éxito se reparten en colas diferentes en esta vida. No ess fácil poder estar en ambas colas a la vez.

      Saludos.

      Eliminar