domingo, 18 de marzo de 2012

Gremlins, The Magic Finger (El dedo mágico) y Esio Trot, de Roald Dahl












Después de darle  la vuelta número 354 a la película "Matilda" con mi hija pequeña (por favor que cualquiera que tenga hijos y no la haya visto, la vea ahora mismo. Bueno, si no tiene hijos también), me dieron ganas de buscar entre mis libros algunas de las cosas que tengo pendientes de leer de Roald Dahl. 

Y estas pequeñas joyas salieron de entre los pendientes.


"Gremlins" es un volumen muy curioso. Cuando Chris Columbus en los años 80 escribió el guión para la famosísima película, en realidad no estaba ni mucho menos inventando la palabra que describía a estos bichejos. El término "Gremlin" había surgido en los años 40, dice el Webster´s que probablemente como una deformación del término "Goblin", aunque para otros viene del inglés antiguo, de la palabra "Gremian" (Fastidiar). Son seres traviesos que se dedican especialmente a toquetear en la maquinaria y muy especialmente en la maquinaria de los aviones. Los pilotos de las fuerzas armadas de la RAF en la segunda guerra mundial los tenían como sus compañeros habituales. Cada vez que un avión tenía un comportamiento extraño o inexplicable, estaba claro que había sido  tocado por un Gremlin.

El teniente de la RAF, Roald Dahl.


Bien, pues precisamente fue Teniente Roald Dahl de las fuerzas aéreas británicas el que exportó estos amigos de los pilotos al público general. De hecho estaba bastante claro que un gremlin era quien provocó que Dahl tuviera que hacer un aterrizaje forzoso en el desierto de Libia durante la guerra. Al ser transferido a un puesto de oficina en Washington DC, Dahl escribió la que fue su primera historia para niños. Un compañero del servicio británico de  Inteligencia tuvo la idea de mostrárselo a Walt Disney.

Walt Disney, Roald Dahl y los Gremlins

Otra instantánea de la misma reunión.

Este lo recibió en 1942 y ofreció un contrato a Dahl. Inicialmente fue considerado candidato a una película, más tarde reducido a un episodio de dibujos animados. Finalmente publicado por Random House como libro animado (y republicado en 2006). Entre los ejemplares que Dahl recibió al publicarse entregó uno a Eleanor Roosevelt, que solía leerlo a sus nietos.  El libro fue un gran éxito y solo la escasez de papel durante la guerra impidió una nueva y más amplia edición. Finalmente la película fue cancelada por problemas de copyright entre Disney y la RAF. 

Un Gremlin taladrando el ala de un caza británico.
Son más malos...
En el libro, los Gremlins se dedican a sabotear los aviones británicos en la Batalla de Inglaterra, como venganza contra los pilotos, que han arrasado el bosque en el vivían desde tiempo inmemorial los Gremlins para crear allí un campo de aterrizaje.

El bosque original de los Gremlins. 
Gus, el piloto protagonista ve como un gremlin sabotea su avión y provoca si caída en el Canal de la Mancha. Visto el poder de estos seres, se logra convencerlos para que una vez adiestrados por la RAF, luchen junto a los ingleses contra el verdadero enemigo común, que, claro, en 1942 no podía ser otro que Adolf Hitler, dedicándose a reparar aviones en vez de a estropearlos. Por cierto, las hembras de los Gremlins se llaman Widgets y sus crías se llaman Fifinellas. Y las ilustraciones del volumen son estupendas, como veis.







Pero hay que tener en cuenta que esto es un relato "para niños", dicho lo cual, fueron muchos los pilotos que durante la segunda guerra mundial juraban haber visto "extrañas criaturas" hurgando en los motores de sus aviones que luego tenían comportamientos extraños. Así lo interpretó Richard Matheson cuando años después escribió el relato "Pesadilla a 20.000 pies" que se convertiría (con justicia) en uno de los episodios más famosos de "The Twilight Zone". Porque ¿que era sino un Gremlin destrozando el avión eso que veía el pasajero aterrorizado?. Por cierto, que nunca está de más volver a ver este magnífico episodio.

El Gremlin de "The Twilight Zone", bastante menos amigable.












"The Magic Finger" es un relato corto, divertido, que desde luego no brilla como los relatos largos de Dahl para niños ("Charlie", "Mathilda") pero da para un rato entretenido leyéndolo a los pequeños. De hecho uno de los primeros recuerdos que guardo de las librerías de Londres (creo qeu ya lo he comentado) es ver las secciones habilitadas para vender libros infantiles, llenas de cojines y puffs en el suelo, en los que se encontraban tirados padres/madres e hijos/hijas, leyendo conjuntamente los libros que allí se vendían. Casi la mitad tenían en las manos libros de Dahl.

Además estos volúmenes se ven incentivados por las maravillosas ilustraciones de Quentin Blake, que se adaptan al texto como un guante.

Es que a más de uno hay que darle su merecido. Y ¿Que mejor que un dedo mágico?


La historia de una niña (cuyo nombre no aparece) que tiene una capacidad que no puede controlar. Cuando se encuentra muy, muy enfadada, de repente "lo ve todo rojo" y sin poderlo controlar , un cosquilleo aparece en la punta de su dedo y desde el se dispara un rayo que va a caer en la persona que le provocó el enfado (Dios mío la que se lió cuando su profesora la criticó por no saber deletrear la palabra "gato"). Eso es lo que le pasa cuando tras tratar de convencer a sus vecinos (padre y dos hijos) de que no es correcto ir a cazar y matar animales por puro entretenimiento, los ve venir un día con un precioso ciervo que han matado. Entonces todo se vuelve rojo y el dedo empieza a cosquillear. Y la lía, claro. Y para ello, ¿que mejor que convertir a toda la familia vecina en alguno de los animales que son cazados por ellos?.









"Esio Trot"

Creo que pocos niños podrían resistirse a un inicio como este:

   "El señor Hoppy vivía en un pequeño apartamento en lo más alto de un alto edificio de cemento. Vivía solo. Siempre había sido un hombre solitario y ahora que se había retirado de su trabajo era más solitario qeu nunca.
   Había dos amores en la vida del Señor Hoppy. Uno eran las flores que cuidaba en su terraza. Crecían en macetas, en cubos y en cestas y en verano el balcón se convertía en un bullicio de color.
   El segundo amor del señor Hoppy era un secreto que guardaba completamente para si mismo."


A estas alturas el niño ya no despega los ojos del libro y del narrador.





La historia de un anciano enamorado y su estupendo plan para conseguir entrar en el corazón de la persona amada.

   "Como habréis imaginado ya, el secreto de Mr Hoppy era uno muy simple. Si una criatura crece suficientemente lento - quiero decir de verdad muy lentamente - nunca notarás que ha crecido en absoluto, especialmente si la ves cada día.
   Lo mismo ocurre con los niños. En realidad son más altos cada semana, pero sus madres nunca se dan cuenta de ello hasta que la ropa se les queda pequeña."

Estos relatos cortos, a modo de un cuento tradicional más que al estilo de las novelas largas de Dahl tienen la simplicidad de las fábulas tradicionales y la capacidad didáctica de las mismas. Ideales para compartir con los pequeños.

Este escritor era un genio para hacerle la ola cada vez que cogiera lápiz y papel. 

Dahl con su esposa, la actriz americana Patricia Neal
sus hijos y su perro (que es el único pendiente de la cámara).

Y para no olvidarme del magnífico ilustrador, ya mencionado, Quentin Blake, merece la pena ver este vídeo:






19 comentarios:

  1. ¡Cielos! Mira que soy fan convicta y confesa de Dahl desde hace años (mi hijo pequeño aseguró durante mucho tiempo que era el mejor escritor del mundo, pero desconocía que fuese el inventor de los Gremlins. ¡Siempre se aprende algo ! (y constato que uno ignora siempre más de lo que sabe).
    En cuanto a Quentin Blake, es uno de mis fetiches en ilustración. Junto con Tony Ross. Te recomiendo pars tus hijas un cuento delicioso titulado en español "El terrible martes", de Hazel Townsend, ilustrado por Ross.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo conocía hasta que encontré este libro el hecho de que los Gremlins originales se dedicaban a trastoca la maquinaria de objetos diversos. Pero también me sorprendió la asociación con Dahl y Disney.

      He estado buscando el libro que me recomienda, pero aparece descatalogado en TBD y Amazon. Buscaré de segunda mano...

      Gracias.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. ¿Quizás en Iberlibro? A mí me soluciona muchos casos de estos...

      Eliminar
  2. ¡Qué curioso lo de los gremlis y el binomio Dalh/Disney! Tuve una época en la que no paraba de leer Matilda y Charlie y la fábrica de chocolate. Más mayorcita me gustó mucho su autobiografía juvenil. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Charlie y Matilda son mis dos favoritos de siempre. Bueno, solo el primer Charlie (el de la fábrica de chocolate). El segundo (el del ascensor de cristal) nunca me hizo mucha gracia, la verdad. Luego efectivamente me enamoré de su autobiografía y desde hace años soy devoto incondicional de sus relatos para adultos.
      Un todoterreno.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy interesante el post. Cuando tenía unos seis años, mi hermana me regaló una colección de libros de Roald Dahl para niños. Matilda y Charlie también eran mis favoritos (en mi caso, el del ascensor me daba muchísimo miedo). Sin embargo, creo que el que leí más veces es El Superzorro. Me iba a dormir feliz después de leer cómo esos granjeros tan malos se llevaban su merecido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo el Zorro lo descubrí mas tarde (como a James y el melocotón gigante) pero es uno de los favoritos también. Mi hija también se alegra cuando ve que el bueno al final tiene su compensación, si no, se queda un poco pasmada. Es otra cosa buena de Dahl. La moraleja queda muy clara a los niños.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Lo de los gremlins es toda una revelación que te agradezco y que aumenta, si cabe, mi consideración hacia Roald Dahl, un gran escritor en sus obras para adultos y aun mejor en las dedicadas a los niños. Este género -el de los relatos infantiles- es dificilísimo y está plagado de bodrios, pues muchos autores y editoriales piensan que los niños son unos seres molestos y agilipollados que se tragan cualquier cosa si está bien empaquetada. Pero este es un tema que me cabrea mucho, así que prefiero no seguir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Si, mejor no seguimos, porque igual nos cabreamos juntos si pensamos que cuando veo los libros de ¿lectura? que la Junta de Andalucía da a mi hija tengo obligatoriamente que pensar que quieren volverla imbécil.
    Mejor paramos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Entre muchas cosas, de Dahl me quedo con el comienzo de Matilda, son dos páginas que habría que dar a muchos padres cuando van a los colegios o institutos a interesarse por sus hijos.
    La lectura de sus relatos para adultos yo recomendaría acompañarla con los cortos que de ellos hizo Alfred Hitchcock para la televisión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, por desgracia padres como los de Matilda no son tan raros en nuestro medio. Yo prefiero pensar que no soy asi, pero de vez en cuando me hago examen de conciencia para confirmar/descartar.

      Los relatos para adultos son excepcionales. A raíz de un comentario d eRicardo en su blog los estoy releyendo y no tienen desperdicio. No me canso de darle vueltas a ese libro.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Ni tengo hijos ni los voy a tener...¡¡pero cómo me gusta Dahl!! Y qué maravilla los "Gremlis"!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da igual, también le puedes los relatos a tus perros, gatos, amigos, amigas.. Con Dahl todo cabe. Hasta que unos pocos fans del autor compartan su admiración por él en un blog.
      :-)

      Eliminar
  8. ¡Que grande el señor Dahl! Y aun más en éstas, sus obras más oscuras y desconocidas.

    Aparte de todo esto tengo que admitir que mi infantil cerebro sufrió un cortocircuito cuando vi por primera vez uno de estos Gremlins "vintage" y, si mi raciocionio no se ha pudrido del todo, fue precisamente en otro corto de dibujos animados, en este caso de Bugs Bunny. No sé si sería de los años 40 o 50, pero ver a esos bicharracos de orejas grandes que se llamaban Gremlins, igual que los que salían en la peli esa de los 80 que veía día sí, día también, quizás fue mi primer encontronazo con eso que se llama "continuidad" o "referente" XD

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en un episodio de Bugs Bunny en el que todo el capítulo se basa en que el Gremlin quiere hacer estallar las bombas del avión o hacerlo estrellarse. Está por Youtube e imagino que es lo "que quedó del proyecto Disney-Gremlins-Dahl".

      Saludos.

      Eliminar
  9. Por fin he tenido tiempo para leer este post, yo fanática de los Gremlims (mi mug favorito tiene uno) y tb de R Dhal.
    De Matilda sí que me gusta la película pero el libro creo que es ya mi favorito del autor , a falta de leer aún muchas cosas suyas. Todos y cada uno merecen mucho la pena(como tú dices , es para hacerle la ola). Eso es un escritor con talento. Tengo en el blog una entrada de él de hace tiempo, con fotos de lo que tengo suyo...
    Tb adoro las ilustraciones de Q Blake. Hace poco me he hecho con una serie de marcapáginas de una librería holandesa con ilustraciones suyas (colecciono). Y qué más...ah! no conocía el origen de los Gremlims así que me ha resultado muy interesante lo que cuentas.Qué graciosos con esa narizota...¿Sabes? en nuestra mitología asturiana tienen su equivalente en el trasgu, es muy burlón y te esconde las cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el Gremlin recuerda a muchos personajes traviesos de diversas tradiciones. Hay una foto de un gremlin que un piloto inglés llevaba siempre en su avión, un muñeco de trapo, que recuerda mucho a los duendes que dibujaba Arthur Rackham. Viendo blogs ingleses, la admiración por Dahl no tiene límite.
      Respecto de Matilda, parece que hay consenso. La mejor obra infantil de Dahl (aunque yo pondría a Charlie muy cerca de ella.)
      Saludos.

      Eliminar
  10. Por si tienes curiosidad. Hay un tema de la orquesta de Count Basie, compuesto en 1943, que se llama "Dance of the Gremlins". Puede que la hayas oído mil veces, pero yo no me había fijado hasta hoy en su título. No he encontrado en youtube la versión completa tocada por Basie, pero esta versión no está mal:
    http://www.youtube.com/watch?v=n1VCJvocy_U

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosísimo. No tenía ni idea, muchas gracias, y Count Basie me encanta. Ahora oigo menos música de "Bandas", pero antes estaba liado con ellas con frecuencia.
      Aqui toca Basie un mix de "Dance of the Gremlins" y "Swingin ´ the blues".
      http://www.jazzonthetube.com/videos/count-basie/dance-of-the-gremlinsswingin-the-blues.html
      Muchas gracias.
      Voy a volver a escucharlo ahora mismo...

      Eliminar