viernes, 10 de febrero de 2012

Un Fenomenal Cabreo




Aunque no suelo escribir este tipo de entradas, hoy no me he podido contener. He de reconocer que el cabreo que me he pillado ha sido negro, negro. Y todo por pasar un buen rato. 

Me explico: hace unas semanas, la Tv de mi casa se quedó encendida en contra de mi voluntad y dormidas mis hijas (y por tanto desconectado el Disney Channel y Pablo Motos) empezaron a "servir" un capítulo de la tronada serie "Toledo". Bueno, realmente diré a su favor que me dejó confuso. No sabía si empezar a chillar acerca del argumento, acerca de los actores ((¡Dios mío!, Caillou interpreta mejor...), de los escenarios, de la música. 

Mi pregunta era clara: ¿Es que en este país no hay material para hacer series de TV que no sean acerca de Rocío Durcal (mis respetos por delante), el Águila Colorá ese de las espadas o la temporada 47.234 de "Cuéntame...?. Entonces un duende en mi cabeza grita "Si, si, recuerda cuando siendo solo un niño disfrutabas de series que ni entendías siquiera". Me ponía a ver capítulos de "Cañas y Barro", "Fortunata y Jacinta" o "Los gozos y las sombras" y me quedaba pasmado. Recordar el ahogamiento del niño en la albufera o Ana Belen comiendo un huevo crudo no se me ha borrado nunca. 

¿Donde están hoy las series literarias en este país?. No lo se. Parece que queremos hacer series al estilo de los americanos, pero claro, no tenemos capacidad. Nuestros medios no son los mismos y nosotros no pensamos ni actuamos así, por lo que nos salen unos engendros de padre y muy señor mío.

"¡Ah, claro!" dirá más de uno de los que me conoce, "ya saltó el anglófilo este", "que si no hay series como las de la BBC, que si no hay actores que actúen como aquellos, que si las bandas sonoras.....". Mire usted, lo que no hay es respeto. Respeto al televidente y su inteligencia. Así nos tienen a muchos, teniendo que ver "como podemos" las series que los ingleses tienen de continuo.

Y todo este cabreo, por enlazar con los libros viene porque he empezado a ver una serie nueva de la BBC, claro. Ahi es cuando la hendidura que nos separa se hace más grande, más me parece oir las risas desde el otro lado. A los quince segundos mis pupilas estaban imantadas sobre la pantalla. Literalmente. Solo la "intro" de la serie, la sucesión de fotografías y dibujos congelados en blanco y negro, las letras emborronadas, la música... Me tenía atrapado. 

La serie es "Call the Midwife" ("Llama a la matrona" o "Llamad a la matrona" según prefirais). Es de el año 2012 y a día de hoy lleva emitidos 4 episodios. Esta basada en las memorias de Jennifer Worth y ubicada en el este de Londres en los años 50 (Que el libro ya me lo he pedido, a ver quien lo dudaba...).  



La protagonista, Jenny Lee, recién titulada como matrona, llega a "Nonnatus House" (Que nombre) y su sorpresa es mayúscula cuando descubre que en vez de a un pequeño hospital privado, que era donde pensaba que iba, ha sido destinada a un convento de monjas matronas. Allí convive con las monjas, con sus compañeras matronas y con el "manitas", Fred. Poco a poco, Jenny empieza a encontrarse en su medio, a encajar en su lugar. Su lugar con madres en barrios marginales, pobres, que cn cuarenta y pocos años han tenido 24 hijos....

Solo he visto el primer capítulo por ahora, pero promete mucho, mucho...

Y es que no me quiero explayar mucho más, que se me salta la hiel. Quien pueda y  quiera , por favor, que la vea...

34 comentarios:

  1. Es esa idea fija de que hablar de España es hablar de la España más cañí y desgastada. Crees que hoy en día dejarían que se emitiera la maravilla con la me yo me críe: La Bola de Cristal? .... *espera que me da un ataque de risa* Hace años que todas mi inclinaciones Valle-Inclanas se sulfuran nada más oir la televisión de este país... así que no tengo ni idea de lo que pasan.

    ooooh que buena pinta! Yo tengo la de Shadow Line entre ceja y ceja, más un par de adaptaciones literarias de las que quiero hablar en el blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es pensar que como a la gente le gusta mucho ver a Belen Esteban en este país (cada cual es libre de ver lo que quiera, claro) dicen: "Vamos a hacer series del nivel de la Esteban...". "Las otras son muy sesudas y solo gustan a algunos frikis", "Para eso pagamos la traducción de "Sherlock" o Downton Abbey" (menos mal que algo hacen en condiciones).

      Aunque no leo suficiente literatura española, se que tenemos material y seguro que todos los guionistas no están deseando hacer la vida de la baraones aThyssen...

      Saludos.

      Eliminar
  2. Lo que comentas es totalmente cierto. Hay dos problemas, y también pasa en el cine español. Por una parte los guiones son muy primarios, llenos de arquetipos y caricaturas que hablan y se comportan como tales, en vez de presentar personajes que parezcan personas de verdad en tramas inteligentes y originales. Por otra, no se hace ningún esfuerzo de documentación. Esto no tiene que ver con los medios que se tienen, sino con la preparación del que lo hace: lo mismo cuesta hacerlo bien que hacerlo mal. Cuando veías Fortunata y Jacinta, te creías el siglo XIX; las series históricas de ahora no hay quien se las crea, ni por guión ni por ambientación. Me acuerdo, por ejemplo, de una escena del biopic televisivo de la princesa de Éboli que hicieron el año pasado: salía el rey leyendo un libro, y se reía. Sobre la tapa de la encuadernación, que parecía hecha en un taller de fotocopias, se leía el título, Elogio de la locura, de Erasmo. Creo que en solo esta escena habrá media docena de anacronismos. No diré que podían haber ido por uno de los libros de Felipe II, que se conservan, e incluso igual se lo prestaban un rato para rodar la escena. Es que cualquier librero de viejo les hubiera dejado un libro de la época, sin mucho valor, para usarlo. Pues no, daba igual, venga el taller de fotocopias, porque los espectadores somos tontos, según parece, y nos tragamos lo que sea. Bueno, no quería extenderme tanto, pero es verdad que lo de la televisión y el cine histórico o literario en este país clama al cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que es una mezcla entre falta de interés, falta de emoción, falta de muchas cosas. Se veían escenas en esa cosa de "Toledo" de jinetes árabes coronando una loma, antes de atacar un pueblo tomadas directamente de cualquier película épica de la historia. Una escena de esas que le ponen a uno agarrado al brazo del sillón, inclinado hacia delante, en tensión... salvo que seis seis jinetes, cabalguen como si vinieran de la fiesta de fin de año y la cámara los tome desde unos seis kilómetros de distancia. Los guiones coincido en que son simplemente lo peor. Y además, aunque indudablemente hay una cantidad de actores excepcionales en nuestro país, parece que pocas veces los fichan, prefieren hordas de jovenzuelos/as imberbes que no es que no sepan actuar, es que no saben hablar (de hecho dudo que más de uno sepa leer).
      Es indignatnte. Nos merecemos más.
      Y hay una televisión pública en este país (como lo es la BBC allí), que no se a que se dedica (ah, si, a "Cuentame")

      Gracias por entenderme. Me he sulfurado un poco.

      Eliminar
  3. Ay, Óscar, cómo te compadezco, y de hecho te envidio. ¡Todavía te puedes indignar por la calidad de nuestra televisión! ¡Eres un hombre puro! ¡El último!
    En España hacíamos series de altísima calidad, y no sólo las que mencionáis (Fortunata y Jacinta, ¡pero si me enganchó siendo niño!). Recuerdo también, por ejemplo, una más que dignísima adaptación del Quijote, con unos insuperables y divertidísimos Fernando Rey y Alfredo Landa. Y luego, ¿qué pasó? ¿Cuándo se jodió el Perú? No lo sé, Zavalita, pero ahora ves la programación y se te cae el alma a los pies.
    En casa no tenemos tele, lo cual no me impide estar al tanto de la programación (de hecho, no tenemos tele PORQUE estoy al tanto de la programación), y mi único alimento televisivo es prácticamente la BBC y HBO. Y en vista de las circunstancias (nivel cultural general, nivel de la educación...), me parece que esto de la tele patria ya no tiene arreglo. Alabado sea internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, un hombre puro... Mira que me han llamado cosas. Pero esa es la más fea de todas. Pero vamos, que es verdad que no se de que me sorprendo. Si llevo teniendo la misma conversación con mis amigos desde hace años y siempre acabo diciendo "Una y no más. Ya no opino más sobre "Salvamé", "Física y Química", "Gran hermano" u "OT". Pero es que de verdad que no puedooooooooo.....

      Eliminar
  4. Paradójicamente el aumento de oferta televisiva ha llevado a la reducción de posibilidades, porque las cadenas se hacen competencia en lo peor, de modo que aquel espacio que tenía la segunda cadena ha quedado apenas sin explotar. ¿Os imagináis ahora un programa como "A fondo", en el que Joaquín Soler Serrano entrevistaba durante dos horas a gente como Josep Pla, Borges, Rulfo..., sin pedirles que contaran chistes, sin interrumpirles con números de baile, apenas sin anuncios, plano del entrevistador, plano del entrevistado? ¿O los debates de "La clave", de Balbín? Tengo un amigo que es periodista y que trabajaba en un programa cultural de Canal 9 que se emitía los lunes a partir de las doce y media de la noche. Era un programa bastante bueno, pero se mantenía en una hora tan intempestiva para acallar con sus bajos índices de audiencia las reclamaciones de aquellos que querían una mayor programación cultural en televisión. Así es, y por eso ya no tenemos series como "Fortunata y Jacinta" o "Los gozos y las sombras", sino las aventuras de un mosquetero ninja en un siglo XVII español de tebeo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo creo que el que hiciera hoy un programa de "A fondo" acababa peor que Garzón. Lapidado sería poco para él. Le dirían "¿Dos horas de entrevista? Por lo menos hablará de con quien se ha acostado, ¿no?" Todo eso cuando "Salvamé Deluxe" dura unas 5 horas creo.
      Pero bueno, ¿y esos programas de teatro que, digo igual que antes, tengo grabados aunque era muy, muy niño y no me enteraría de nada...? Hasta las "Historias para no dormir".
      Esto tiene que ser una campaña de alguien... Estoy acostumbrado a que a mucha gente le de igual no saber quien era Shakespeare o no conocer del Quijote más que el título (eso si, preguntale la marca de calzoncillos de Cristiano Ronaldo). No se si es el signo de los tiempos, pero si lo es, está muy, pero que muy f****d (que diría un anglosajón censurado).

      Eliminar
  5. Con tu opinión de Toledo me has recordado a una cosa que me dijo mi madre cuando vio el primer capítulo: "me recuerda a mi infancia, sí, a las obras de cartón-piedra que montábamos con las monjas en el colegio". Creo que lo dice todo...
    Yo soy demasiado joven para acordarme de los Estudio 1 que daban en TVE hace años. Y de verdad, los envidio. Ver las obras que se adaptaban y los actores del reparto. ¿Por qué ahora ya no hay estas cosas? Porque prefieren imitar a las series americanas: espectacularidad, sí, pero mal guión (y cuánto más largo sea el capítulo mejor para ellos), malos actores (coincido contigo en lo de que este país tiene una cantera de actores jóvenes que necesitan aprender a vocalizar), etc. Donde esté BBC, ITV, Channel Four y algunas canales americanos, que se quiten los demás.
    Tuve Call the Midwife en la mano en la última visita a Londres y no me lo lleve, ahora se vendría conmigo, igual que la serie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se puede expresar mejor que lo dijo tu madre. Una cosa de aficionados. Claro que cuando lo haces en el colegio es algo maravilloso para los recursos de que se disponían. Pero si se gastan el dinero que se gastan (y lo que es peor, recaudan el que recaudan), la cosa alcanza tintes entre patéticos y vergonzosos.
      Coincido contigo también en lo mal que nos sale eso de imitar las series americanas. Aun recuerdo cuando via la primera vez "Siete vidas". Yo gritaba "¿Pero nadie ve que esto es una mera transcripción de "Friends"?. Claro, también entonces me decían "ya esta aqui el anglófilo"...

      Gracias por opinar. Un saludo.

      Eliminar
  6. Yo soy la que soy gracias a Poldark, a Cañas y Barro a ver La Clave porque era lo único que había... gracias, dios catódico. Entiendo y me sumo a tu indignación, pero ya estoy mayor, se me pone media sorisilla entre condescendiente y cínica y me pongo un DVD. En casa aún tenemos unas marillosas teles con su señor tubo, con superficie para poner una flamenca y hasta la Semana Santa entera porque no deja de ser el proyector de "dudosas" grabaciones o vetustas producciones. Piensa que, al menos, vivimos tiempos de globalidad y nuevas tecnologías: nuestra casa está donde está nuestro ipad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, no me acordaba de Poldark. Cuida esa tele, que quedan pocas y son el recordatorio de otros tiempos para las series en este país... Y desde luego lo de "mi casa esta donde esta mi iPad" te lo pienso plagiar, que lo sepas....

      Eliminar
  7. No voy a abundar en lo que dices sobre las series españolas, creo que entre Oscar y el resto de comentaristas está todo dicho. Añado sólo, a modo de contrapunto, que no todo lo que se hace por ahí es bueno. Se me ocurrió ver el primer capítulo de la tan anunciada serie de J.J. Abrams "Alcatraz" y por poco no me pongo a gritar: muchos medios para hacer un bodrio con un guión lleno de agujeros, obviedades, imposibilidades (¡una detective que se lleva una prueba esencial de la escena del crimen y a nadie parece importarle!)... en fin, deleznable. ¿A lo mejor es esto lo que aspiran a copiar nuestros fabricantes nacionales de series? Suerte que, como dice ENV (alias Zavalita, me ha encantado su referencia a "Conversación en la Catedral", uno de mis libros-fetiche), están la BBC y la HBO. "Call the Midwife" tiene una pinta estupenda. Ya nos contarás, Oscar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, desde luego, Elena, soy consciente de que al otro lado del Atlántico nos sueltan de vez en cuando cada carga de profundidad como para hundirnos. Lo último que intenté (por dos veces, la segunda porque entendí mal a un amigo que creí afirmaba le había gustado) es ver el primer capítulo de "Grimm", serie de miedo/suspense/detectives basada en los cuentos de los hermanos Grimm. No aguanté acabar el primer capítulo. Otras que son consideradas por el público no las soporto por desviación profesional (creo que he visto, literalmente medio episodio de "House" en mi vida. El primer episodio es estupendo, el argumento no es la pera en cuanto a originalidad, pero los actores, la música y la ambientación, excelentes. Merece la pena.

      Eliminar
    2. Admito sonrojada que a mí me gustaron bastante los dos primeros capítulos de Alcatraz el otro día... Será porque empecé a verla con muy pocas expectativas ;)

      Eliminar
    3. Jajaja...a mí también. Pero espero que no pongan tantos capítulos como "abducidos" y que el misterio se solucione en 1 temporada. <estoy harta de mamotretos absurdos.

      Eliminar
  8. Nosotros el otro día, esperando a que empezara otra cosa, vimos sin sonido un trozo de Toledo y nos quedamos espantados (no quiero ni pensar con sonido) y empezamos la misma conversación de siempre que deriva en lo mismo que tú comentas: la BBC y el respeto al público y el buen trabajo. ¿Por qué aquí no te puedes creer nada y en la BBC te lo crees todo? ¿Por qué aquí no hay ni un traje que parezca real, todos impecables? Recuerdo un anuncio de aquella serie de TVE de La República creo que era en el que se veía una especie de revuelta de agricultores que cargaban con sus útiles de labranza... todos impecables, sin una mota de polvo, ¿pero qué agricultores son esos?

    Y sí, luego la gente nos "acusa" de anglófilos, pero es que en este caso la anglofilia va aparte, de verdad.

    Call the Midwife la empezaremos a ver el jueves y lo estoy deseando porque, junto con lo que tú cuentas, estoy leyendo maravillas de ella. Y el próximo pedido a The Book Depository (en breve) seguro que incluirá el libro en que se basa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Cristina. La anglofilia no tiene nada que ver con esto. Comparar las series de la BBC con las de TVE es imposible. Juegan en otra liga. Es cuestión de puro realismo. Aqui queremos resolverlo todo poniendo las entradas de cine más caras si se va a una película extranjera que a una película nacional. Se piensa que así se ayuda al cine español.

      Lo de la no credibilidad de los personajes de nuestras series deriva de muchas cosas, como dices, de los trajes, del atrezzo, de que han sido elegidos en base al color de sus ojos, el diámetro de sus bíceps o su trasero y no en base a su capacidad interpretativa. Y que claro, luego esos guiones no se los creen ni ellos mismos. Que le vamos a a hacer.

      Siempre es un placer leerte.
      Saludos para Héctor.

      Eliminar
  9. Oscar, estoy totalmente de acuerdo...la verdad es que no puedo con las series españolas,...y en mis recuerdos, hay algunas que me gustaron mucho más...como una de Ramón y Cajal, que no recuerdo más que eso...y ver a una Concha Velasco haciendo de Teresa de Jesús...no sé...me parecían más creíbles.
    Aún así, reconozco, que de siempre me han llamado mucho más la atención las series británicas. Ya desde pequeña, me gustaban bastante más.
    Gracias por la el enlace de esa serie...no sé cómo la voy a ver, antes era fan de series yonkis, y ahora es muy difícil poder encontrarlas. Una entrada que acaba muy bien a pesar del cabreo inicial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no se si es que los actores británicos de esas series o los americanos de series de la HBO simplemente se han formado como actores o han sido seleccionados con otros criterios. El otro día mencionaba que a una de mis hijas le gusta el programa de "El hormiguero". Ahi entrevistan a todos los actores de estas series para promocionarlas. Oirlos hablar en la realidad es tan malo como en la serie. En este momento me acuerdo de (siento la reiteración) uno que sale en "Toledo". Joven y guaperas y con una conversación tan inteligente como la de un muffin triple chocolate. ¿Pero donde se han formado? No se. Viendo "Call the midwife" hay montones de actores jóvenes, secundarios que salen solo un rato en un capítulo, por no hablar de los que son fijos, y como dice CRistina, son, simplemente , creíbles. Si no te crees lo que ves, ¿como lo vas a disfrutar?

      Lo de series yonkis nos ha dolido a todos, para que vamos a engañarnos. Pero ni aun asi me van a obligar a ver "Toledo".....

      Eliminar
  10. La Regenta fue la última adaptación literaria que hizo la primera de Tve y tuve la suerte de seguir parte de su preproducción (conocí a Gil Parrondo, doble oscar en dirección artística y asturiano de pro y tb a Méndez Leite, director de la serie)Todo estuvo cuidado al máximo: las localizaciones, los textos, la dirección artística y sobre todo los actores: grande Hector Alterio, Cristina marcos,Juan L Galiardo, Etc). Además resultó cosechar unos índices de audiencia inmejorables por esto pienso que si volviese a haber la calidad de años atrás (Cañas y Barro, La Barraca, Fortunata y Jacinta, Los Gozos y la sombras o la magnífica "La saga de los Ríus), el público las seguiría masivamente y se olvidaría de tanto bodrio nacional como tenemos ahora (Yo los llamo culebrones históricos).
    Veo , Oscar, que somos de la misma quinta. Lo digo por los recuerdos de series y por el asunto Discoplay. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. No me cabe duda a mi tampoco de que si hicieran series buenas la gente las vería (como vio masivamente todas las que aquí nombramos y que la gente recuerda con cariño y admiración). No me vale la excusa esa (nunca confesada) de que el público es medio tonto y le da igual lo que le echen, Que si ahora esta de moda la duquesa de Alba, pues serie sobre ella, que si la baronesa Thyssen, vamos a por ella...

    Si, cuando leí lo de Discoplay pensé como tú que andábamos ahí, ahí... De la generación que aun pilló alguna serie española en condiciones...

    Un saludo generacional, Miss W.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, este tipo de miniseries al final no tienen tanta audiencia como la cadena espera. Y eso deberían mirarlo mejor.
    Recuerda el éxito que tuvo la primera temporada de Downton Abbey en España, creo que si programaran mejor este tipo de series o simplemente se atrevieran a hacerlo, saldrían ganando.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego, cuando se estreno Dowton Abbey y la gente la veía y le gustaba, algunos que me conocen y saben mis gustos me miraban escamados, como diciendo "A ver si al final este va a llevar algo de razón y Los Hombres de Paco no es lo mejor a lo que podemos aspirar"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos modos, y sin ningún afán de defender lo indefendible, ¿qué cadena de aquí tiene pinta de poder gastarse un millón de libras por capítulo (es lo que decían que costaba cada capítulo de Downton Abbey, desconozco si es cierto)?

      Pero bueno, que sí, que es que en las de aquí parece que no se gastan ni 5 euros...

      Eliminar
    2. Un millón de libras en este país se lo gastan en traer a una médium para que le adivine a Barbara Rey quien le robó las cintas o en entrevistar a un futbolista. O con eso pagan todas las series de todos los canales de TV.
      Como bien dices, aquí se gastan unos cuartos. O eso espero, porque como encima les cueste los cuartos, es para chillarles....

      Eliminar
  14. Holaaa!!! Pues al margen de que es cierto que se echan de menos esas series literarios, no por eso desmerecen las demás...Puede que Toledo no sea de las mejores, pero creo que la calidad se series como Aguila Roja (y eso que no la sigo) y Cuéntame son indiscutibles...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Meg. Pues también te doy toda tu razón y lo último que querría es que pareciera que esto es un afirmar que lo que me gusta es lo mejor. También soy sincero diciendo que nunca he visto un capítulo de "Cuentame" (que he cogido como ejemplo por ser de las que me suenan y al menos esta tiene algunos buenos actores). En absoluto pretendo opinar que no se deban hacer series como estas, solo pido que además, de vez en cuando, se de voz también a otros tipos de guiones. Así todos contentos, que es de lo que se trata.

      Un abrazo y muchas gracias por opinar.

      Eliminar
  15. En las series españolas se os ha pasado, a los que veo que sois de mi edad más o menos, aquellas adaptaciones de clásicos, todo hecho en estudio, sin exteriores, con pocos medios y mucho talento, que llamaban "Novela" y echaban después de comer. No las interpretaban jovencitos de moda sino gente como José Bódalo o José María Rodero. En ellas vi cosas como "los miserables" o "el conde de montecristo". Para mí fueron las primeras teleseries.

    ResponderEliminar
  16. Vaya que si. José Bódalo. Dios mío, ni me acordaba de él. Que pedazo de actor. El caso es que me parece recordar esos "Miserables" aunque no estoy seguro.
    Eso demuestra que mas vale pocos medios y mucho talento que muchos medios y electroencefalograma plano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Ahora que la mujer Quijote ha comentado esto, he recordado que la primera adaptación de La abadía de Northager de Jane Austen a la televisión se hizo ¡en España! precisamente en Novela. Las exclamaciones son de sorpresa, como no puede ser de otra manera.

    ResponderEliminar
  18. "La Abadía de Northanger"? En mi vida lo habría pensado. Imagino a alguien presentándose con el guión hoy en un despacho de Antena 3 o Tele 5....

    ResponderEliminar
  19. Yo estoy totalmente de acuerdo. Por ejemplo, el momento histórico de la serie toledo podría resulta en un fantástico producto tratado correctamente. Nuestra historia es tremenda, con tramas que dejarían a henry IV a la altura del betún, pero claro, a quien le interesa ser fiel a la historia pudiendo intentar montar un culebrón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aqui parece que el gastar dinero en documentarse y contratar buenos actores, buenos escenarios y (en caso de ser preciso) buenos efectos especiales no merece la pena. No al menos mientras se pueda contar en una buena serie la vida de la Pantoja, la baronesa Thyssen o similares. Asi nos va.
      Debemos ser el único país occidental donde el cartón-piedra para los decorados no ha pasado a la historia.
      Un saludo.

      Eliminar