sábado, 26 de noviembre de 2011

Todo por la (biblio) causa



Cualquiera que lea la prensa o lo que es mucho más productivo, eche un vistazo a varios de los blogs amigos cuyos links tenéis ahí abajo, será consciente de que una de las muchas ramificaciones que está teniendo la (archienemiga, música de miedo...) "crisis" es el recorte de presupuestos para bibliotecas públicas. En Gran Bretaña el clamor popular se ha convertido en ira ante el cierre de bibliotecas cada vez más descarado, la falta de recursos (y por ello de pago de sueldos de bibliotecarios), falta de nuevos contratos, y lo que es aun peor, las voces que claman que las bibliotecas es que deben desaparecer porque están obsoletas, que nadie las visita. 


Pero no solo pasa a este lado del Atlántico. En estados Unidos también, así que mejor tomarselo con humor. Por eso al ver este vídeo que han grabado unos bibliotecarios profesionales de Rappahannock, Richmond, no me resisto a ponerlo. 

Aunque sea para demostrar que no siempre podemos decir que mienten los que dicen que los que amamos libros y bibliotecas también tenemos "freaks" entre nuestras líneas. Pero a mi me hace gracia. Que decir de esa adaptación de "I will survive", de esa oronda solista o de esos coros, a cada cual más... bueno eso. 

Pero el mensaje está claro. 

3 comentarios:

  1. ¡Estupendo video! Una buena manera de encarar la crisis, con sentido del humor.

    ResponderEliminar
  2. Qué divertido..., si en el fondo no fuera tan triste. Todo mi ánimo, reconocimiento y gratitud a los gremios de libreros y bibliotecarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra este medio desmelene de las bibliotecarias reivindicativas. En Barcelona siguen siendo un gran centro de reunión(y que dure por favor)y de actividad cultural.
    Me cansa siempre sentir la misma solución, es decir, el mismo error. Cuando hay crisis lo primero que hay que tocar es la cultura porque no es un bien "tangible", no da rédito. ¡Es que no aprenderemos nunca! La educación y la cultura son pilares que deben ser intocables.
    Saludos Oscar.

    ResponderEliminar