miércoles, 7 de septiembre de 2011

Un hombre sin patria, de Kurt Vonnegut




Nada impide que el bien  triunfe sobre el mal,
bastaría con que los ángeles se organizaran al estilo de la mafia. 
(Kurt Vonnegut)


A diferencia de "Cat´s Cradle", esta obra es fundamentalmente para los que ya han bebido en las fuentes de Vonnegut. Un testamento o "Summa" de su visión vital. Una colección de guijarros sacados del río al azar. ¿Al azar?. Bueno, al azar no. Los han sacado porque brillaban y nos gustaban. Fue lo último que publicó en vida.






El volumen es una recopilación de textos sueltos, muy "Vonnegutianos" (Dios mío, que "palabro", pero que conste que el otro día, en "El diario de Bridget Jones" vi que usaban el adjetivo "Vonnegutesque"), breves y en muchos casos muy divertidos, aunque siempre rigurosamente serios. Su fuente es diversa y alguno ya había sido presentado antes por KV. Aquí, por ejemplo está la teoría de las formas del cuento cuyo video puse en la entrada de "Cat´s Cradle". No son realmente artículos, ni mucho menos ensayos, son textos directos, como destilaciones de pensamientos largamente meditados y atesorados. Echad un ojo a los "capítulos" (lo entrecomillo porque más que títulos del capítulo, se usa la primera frase del texto como título, de manera similar a cuando se usa el primer verso como nombre del poema para el índice):

  1. Cuando era niño, yo era el más pequeño.
  2. ¿Saben ustedes lo que es un colgao?
  3. Ahí va una lección de escritura creativa. 
  4. Voy a darles un notición.
  5. Venga, vamos a animar el ambiente. 
  6. Me han llamado ludita.
  7. Cumplí los ochenta y dos el once de noviembre.
  8. ¿Saben lo que es un humanista?
  9. Haz a los demás.
  10. Una mujer ñoña de Ypsilanti
  11. Resulta que tengo una noticia buena.
  12. Una vez fui propietario y director de un concesionario de coches. 
  13. Requiem

Sugestivos ¿verdad?. Los textos son muy breves, se leen en medio rato. De hecho el libro entero se lee del tirón y por eso, a más de uno puede merecerle la pena ojearlo antes en la librería o la biblioteca para ver si le apetece llevárselo. Para mi es una pequeña joya. Me lo paso bomba con él. Se complementan los textos con los dibujos del propio Vonnegut, que hacía en ocasiones esbozos y pequeños carteles con máximas o frases que se le ocurrían y que lo hacen aun más atractivo. Sus "garabatos" ("Doodles")  son muy reconocibles por sus seguidores y se usan repetidamente en muchas de sus obras.




Un libro de estética original, que combina humor (un humor que cada vez me recuerda más a su adorado Mark Twain) con crítica contra todo bicho viviente que contribuya a dificultar la existencia que tenemos que llevar más o menos penosamente sobre este planeta. Particularmente contra los políticos de su país (aplicable a los políticos en general).  Más particularmente contra los republicanos de la administración Bush. Pero también contra los críticos que le encasillan como escritor de ciencia ficción y hasta contra las tabacaleras, que llevan años prometiendo en sus cajetillas de cigarros (que consume a todo ritmo) que le van a matar y aun no lo han logrado, permitiendo que se haga realidad su peor pesadilla, vivir en un mundo en que las tres personas que más mandan son Bush, Dick y Colon (juego de palabras con los nombres de George Bush, Dick Cheney y Colin Powell. Quien quiera, que averigüe lo que en "slang" inglés significan Bush, Dick y Colon). Al triunfo de Bush con las famosas "papeletas mariposa" lo llama "un golpe de estado propio de Mickey Mouse".

Poner algunos ejemplos es difícil porque a veces me lanzaría y copiaría el capítulo entero, pero bueno, algunas "perlas":

Un libro es una ordenación de menos de treinta símbolos fonéticos, diez números y unos ocho signos de puntuación, y la gente puede presenciar la erupción del Vesubio o la batalla de Waterloo con solo pasar los ojos por encima.  
Cuando yo volví de la segunda guerra mundial, mi tío Dan me dio unas palmaditas en la espalda y me dijo "ya eres un hombre". Por eso lo maté. Bueno, la verdad es que no lo hice, pero les aseguro que tuve ganas. 
El humor es una forma de olvidarse un rato de lo horrible que puede ser la vida, de protegerse. Pero al final uno se cansa de todo: las noticias son demasiado espantosas y el humor ya no surte efecto. Mark Twain consideraba que la vida era bastante horrible pero mantenía el horror a raya con chistes y todo eso. Al final sin embargo ya no podía seguir haciéndolo. Su mujer, su mejor amigo y dos de sus hijas habían muerto.  
Asi pues, los Estados Unidos que yo amaba siguen existiendo, aunque no en la Casa Blanca, ni en el Tribunal Supremo, ni en el Senado, ni en la Cámara de Representantes ni en los medios de comunicación. Los Estados Unidos que yo amaba siguen existiendo en los mostradores de las Bibliotecas Públicas. Y sin abandonar el tema de los libros: nuestras fuentes de información diarias (los periódicos y la televisión) son ahora tan cobardes, tan poco considerados con el pueblo estadounidense, tan poco informativos, que solo por los libros nos enteramos de lo que ocurre.  
En nuestra preciosa Constitución hay un fallo trágico, y no se que puede hacerse para arreglarlo. Es el siguiente: solo los casos clínicos quieren ser Presidente. Ocurría exactamente lo mismo en el instituto. Solo los que estaban claramente desquiciados se presentaban a delegados de la clase.  
¿Saben porqué creo que a Georges Bush le fastidian tanto los árabes? Pues porque a ellos les debemos el álgebra. Y también los números que utilizamos, incluido un símbolo para representar la nada que los europeos nunca habían tenido hasta entonces. ¿Creían que los árabes eran tontos?. Intenten hace runa división larga con números romanos. 

Ya lo dije y lo sigo, un pedazo de escritor, un pedazo de artista. 


John Irving y Kurt Vonnegut echando un rato distendido.



En español, podeis disfrutarlo en Ediciones del Bronce.


6 comentarios:

  1. Sólo he leído dos novelas de Kunnegut ,y hace de eso ya tantos años, que apenas puedo apostillar tu artículo con el propósito de volver a leer "Matadero número cinco". De "madre noche" ya te comenté que guardo mejor recuerdo, pero a veces la memoria es tan injusta...
    Respecto a la segunda caricatura que incluyes unas líneas más arriba, tanto vale para K.V. como para Mark Twain, lo cual es una coincidencia -no sé si consciente o no- que refuerza con humor la función del humor en la obra de ambos autores.

    ResponderEliminar
  2. A mí la caricatura me recuerda a Derek Walcott.
    Coincido en que "Madre noche" es una novela excelente.

    ResponderEliminar
  3. Que curioso lo de la caricatura. Coincido con ambas impresiones, el parecido es innegable (para Walcott solo habría que cambiar un poco la nariz.
    "Madre noche", para mi seria su segunda mejor novela. La tercera "Matadero 5" y luego las demás, entre las que tengo especial cariño a la primera "La Pianola", un poco rarita. Además muchas las he leido en traducciones al español de hace la tira de años, lo cual aun las hace más raras....

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de este hombre...¡¡menudo descubrimiento!! El índice es de lo más interesante...espero hacerme con ejemplar algún día. De momento, el gasto de este mes en libros ya está más o menos invertido. Pero tomo nota del título. Y gracias por ese extracto del libro, lo hace aún más apetecible.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. También podéis encontrar "Mientras los mortales duermen" y "Mire al pajarito" en Sexto Piso (http://sextopiso.com/esp/art_detalle.php?ida=258 y http://sextopiso.com/esp/art_detalle.php?ida=205)

    ResponderEliminar
  6. Especialmente recomendable "Miren al pajarito". Gracias y bienvenida, Lupita

    ResponderEliminar