lunes, 5 de septiembre de 2011

Cat´s cradle (Cuna de gato), de Kurt Vonnegut.



"Cat´s cradle", traducido directamente al español como "cuna de gato" es en realidad un juego infantil que todos (al menos todos los de cierta edad) hemos jugado alguna vez de pequeños (o no tan pequeños). En realidad no sabría decir si su nombre en nuestro idioma es este o no, porque yo nunca lo ha llamado por ningún nombre ni se de nadie que lo hiciera (tras un sondeo pertinente).

Cualquier orientación en su nombre es bienvenida por mi parte (para mi sería el "juego ese que se hace con las cuerdas que se cruzan en las manos"). En ingés si que se usa habitualmente ese nombre y dicho nombre tiene su relevancia en la explicación del título del libro. Se dice que su antigüedad se remonta a miles de años. Esto es una "cuna de gato".


Haciendo una "Cat´s cradle" sobre el libro de "Cat´s cradle".
Valga la redundancia.

¿Que puedo decir de Vonnegut? Pues que es uno de los puertos  a los que siempre quiero volver. Cada vez que necesito que me animen con ingenio o una sonrisa, busco a este americano con pinta de alcohólico crónico, enganchado a su pitillo (en realidad jamás bebió alcohol, pero a mi siempre me ha dado ese aire). Cada vez que quiero salir de algún ciclo de lecturas "de bajo nivel", este es uno de los mejores revulsivos que puedo tomar. Es un escritor que nos puede enseñar acerca del humor y del horror. Es único para enseñarnos el lado terrible de ciertas cosas de la única manera que podría hacerse, riéndonos. La mejor forma de hablar de cosas de las que nadie quiere hablar. ¿Alguna vez habéis leido una página y os habéis reído y poco después os habéis sentido incómodos por haber reido de eso?. A mi me ha pasado con Vonnegut. Y con Twain, claro. Twain era el objeto principal de veneración de Vonnegut. De hecho llegó a postular a Twain como un auténtico "Santo americano". Al único hijo varón natural que tuvo (crió siete, pero cuatro fueron adoptados, incluyendo los tres de sus difunta hermana) le llamó, como no, Mark. Siempre fumaba Pall Mall sin filtro (afirmaba que era una "forma de suicidarse con clase").

Su estilo.... Los anglosajones llaman "Gallows humor" (Algo así como "humor del patíbulo") a aquellas situaciones en las que se provoca la risa o se demuestra la capacidad humorística antes situaciones que no tienen ninguna posible salida feliz. Reírse justo antes de la propia muerte. Reírse de una guerra perdida a priori. (Quien no se acuerda de los crucificados en "La vida de Brian" cantando "Always look on the bright side of life"). Dicen las malas lenguas (las gentiles) que este humor lo crearon los judíos centroeuropeos y se lo llevaron consigo al nuevo mundo, donde tuvo un florecimiento espectacular. Vonnegut aunque no era judío, fue un magnífico ejemplo. Si algo (me) producen los libros de KV es la sensación de que me podría reír de todo.  El se reía de todo, todo. Y de todos, todos. De los políticos de todos los colores, más que de nadie. Ergo no lo tragaba ninguno de ellos. Pero además tenía tiempo para ser un ¿humanista?,¿pacifista? ¿buena persona?. Fue presidente de la American Humanist Association.

Motivos tenía para ser pacifista. El hecho más conocido de su vida, que fue el origen de su novela más conocida ("Matadero 5"), fue que estuvo presente como soldado primero y luego como preso de guerra de los alemanes en una de las grandes vergüenzas que tuvieron que arrostrar los aliados (básicamente los británicos) en la segunda guerra mundial: el despiadado bombardeo y arrasamiento de la ciudad de Dresde. Se salvó del bombardeo con sus compañeros de presidio, que estaban haciendo trabajos forzados en la ciudad, por el hecho de que los alemanes los encerraban cuando terminaban su trabajo en mataderos subterráneos. Allí le pilló el bombardeo. Cuando salió  a la superficie, la ciudad no existía. 



Dresde, 1945. Esto quedó de la llamada "Florencia alemana".
En solo una noche.

Catalogado persistentemente como escritor de ciencia ficción (de hecho en dichas colecciones se suelen publicar sus obras), según él mismo se quejaba, "solo porque hablo de tecnología en mis novelas". Nunca le pareció bien esa ubicación en la estantería. A mi, la verdad es que lo último que me parece es que Vonnegut se parezca a Asimov, Clarke, Bradbury, Le Gun... En realidad es un estilo bastante propio, que oscila entre diversas mezclas de humor, reflexiones sobre el sentido de la ciencia, inversiones del flujo del tiempo, autocrítica de los lados "negros" del pueblo americano (decía que el peor insulto que se puede lanzar a un americano (estadounidense técnicamente) es hacerle ver que no en todo el mundo se adora a los americanos, incluso en algunos sitios se les aborrece. 



A otros es difícil verlos sin su perro en las fotos. A Vonnegut sin su cigarro.


Ya el comienzo del libro hace un guiño a Melville que a mi me roba el corazón, la verdad: "Llamadme Jonah. Mis padres lo hicieron, o casi lo hicieron. Me llamaron John." John es un graduado de la Universidad de Cornell, periodista, cuya finalidad, aparentemente emergente de un obstinado aburrimiento, es escribir un libro llamado "El día del fin del mundo". Este libro relatará la historia de un solo día. El día en que los americanos arrojaron la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. Para ello decide investigar a aquellos que estuvieron implicados en la creación de dicha bomba y en particular a uno de los científicos que se podría considerar padre de la misma: el premio Nobel dr. Felix Hoenniker, fallecido años atrás. Investigar sobre Hoenniker implica visitar su lugar de trabajo, escribir y cartearse con sus tres hijos, con el ex-jefe del científico nuclear... Hasta ahi vamos bien, pero eso solo no sería propio de Vonnegut.

"Todas sus preguntas parecen dirigidas a lograr que yo admita que los científicos no tienen corazón, no tienen conciencia, son infantiles de mente estrecha, indiferentes al destino del resto de la raza humana, o puede que ni siquiera en realidad miembros de la raza humana en absoluto." "Estoy enfermo de gente malentendiendo lo que un científico es lo que un científico hace"

"El milagro de Félix -y sinceramente espero que ponga esto en su libro en alguna parte- es que siempre se aproximaba a los viejos rompecabezas como si fueran completamente nuevos." 

No quiero introducirme demasiado en el argumento para no fastidiar a nadie el placer de descubrirlo por si mismo. Pero ¿y si la bomba atómica no fuera en realidad el más potente arma de destrucción creado por Hoenniker? ¿Y si otra arma peor pudiera caer en manos inadecuadas?. Dicho así, puede sonar a novela tremendista sobre el día del juicio final. Y de verdad, nada más distante de la realidad. 

Aparecerá por aqui también toda una isla caribeña con su propia religión, cuyo creador, Bokonon, escribió en su libro la frase con la que se abre este otro libro: "Nada en este libro es verdad". Pero desde luego añado que tampoco todo es mentira.Los capítulos son muy breves, una o dos páginas (200 páginas con 127 capítulos). Cada capítulo representaba un día de trabajo de Vonnegut, que lo escribió así, a capítulo por día. Y afirma que cada capítulo es en realidad un chiste. 



Edición española

En YouTube hay montones de video de Vonnegut. Por poner uno, pondré este que me gusta mucho, en que explica las diferentes formas en las que se pueden escribir los relatos. Solo en inglés, sorry.





Para mi esta es la mejor de las obras que escribió Vonnegut. Mejor claramente que "Matadero 5" como hace poco comentaba en otra entrada. Aunque bueno, quizá tenga que releer también esa obra para comparar en fresco. Además, para quien opte por leerlo en inglés, su estilo es muy asequible.

PS: Y como curiosidad de despedida. En 1971, esta novela de la que hablo le valió a Vonnegut un Master´s Degree (M.D.), es decir, su doctorado en Antropología por la Universidad de Chicago.

PPS: Bueno, otra curiosidad. El New York Post, con un par de narices afirmo que "Cat's Cradle was no more or less than the best novel by an American writer published in the 20th century". ("Cat´s cradle era ni más ni menos que la mejor novela de un escritor americano publicada en el siglo XX"). Ahi es nada.

PPPS: Bueno, otra: La opinión sobre la novela de parte de un escritor magnífico, Theodor Sturgeon que dijo: "la historia es aterradora, hilarante, chocante y enfurecedora. Este es un fastidioso libro y usted debe leerlo. Y mejor tomeseló a la ligera, porque si no, acabará usted sollozando y se pegará un tiro."

Vamos, que merece la pena su lectura.


11 comentarios:

  1. "Slaughterhouse 5" es una de las mejores y mas interesantes novelas que he leido en los últimos años, me reconozco fan de Vonnegut a niveles desconocidos para mi anteriormente (esa mezcla de humanidad y humor negro descarnado). Así que si dices que "Cat's Craddle" es mejor, evidentemente me lanzo enseguida a buscarla. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Fenomenal, asi me cuentas que te parece. Que conste que "Slaughterhouse 5" (que por cierto era el nombre literal de los mataderos donde los alemanes encerraban en Dresde a Vonnegut), también me parece una novela magistral, pero esta me gusta mas. Yo, como digo, creo que voy a releer ahora "Slaughterhouse 5" también.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Monty Python, ¡qué grandes! También me ha encantado el video de Vonnegut. Muy en la línea de su humor. Creo que me voy a dedicar a ver más videos de él, para reír un rato.

    ResponderEliminar
  4. Si, Monty Python son difíciles de igualar. Y entre los videos de Vonnegut (hay muchos) hay muy buen material, tanto cuando habla en serio como cuando habla en serio pareciendo que esta de broma....

    ResponderEliminar
  5. Es curioso...de joven me cabreaba con todo y ahora a la - digamos - mediana edad, me río de todo aquello que tanto me cabreaba. Creo que es el momento para enmendar mi enorme falta: nunca he leído a Vonnegut. A la lista de imprescindibles que va, para empezar el otoño con buen pié.

    ResponderEliminar
  6. hola!genial post..llevo mucho tiempo buscando este libro, lo he encontrado en ingles pero no consigo encontrarlo en ningún sitio en castellano, ni si quiera por Internet, sabes como podría conseguirlo?

    ResponderEliminar
  7. Hola, Laura:
    Te he respondido al email que me has enviado.
    Y aprovecho para volver a reiterarte la bienvenida y desearte mucha suerte en la búsqueda (difícil) del libro en castellano. Pero bueno, así cuando lo encuentres aun te dará más satisfacción.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      sólo un apunte, no sé cual es la traducción del juego en castellano, pero en japonés se llama "ayatori"...
      Buena entrada,

      Eva

      Eliminar
    2. Hola, Eva. Muchas gracias. El caso es que cuando estuve curioseando a ver si encontraba un nombre tradicional en nuestro país, salían montones de fotos de niños japoneses jugándolo. Debe ser muy popular por la tierra del sol naciente.
      Ay, como me gustaría haber perseverado cuando traté de aprender japonés....
      Gracias por pasar por aqui y por el apunte.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Excelente el review, y pienso similar. Lo terminé hace poquito y pienso que me va a marcar un umbral... Los encuentros (casi azarosos) de Jonás se convierten en una soberbia exploración de la estupidez humana y en un camino hacia las profundidades del absurdo kafkiano.


    Armé un post al respecto, te invito a contarme qué opinás.

    http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2014/01/cuna-de-gato-una-novela-de-kurt-vonnegut.html

    Y sí... merece la pena la lectura! =)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fenomenal, Luciano. Voy a leer tu post y a darme un paseo por tu blog. Alli bis vemos en breve.
      Gracias por pasar y opinar.

      Eliminar