lunes, 8 de agosto de 2011

The Penelopiad (Penélope y las doce criadas), de Margaret Atwood




La verdad es que la idea inicialmente no me acababa de convencer. Ni siquiera viniendo de una autora tan sólida como Margaret Atwood. La Odisea "Retold". Contar la Odisea desde una perspectiva femenina. Me costó vencer mis escrúpulos que sinceramente no eran debidos a ser hombre sino a adorar la Odisea por encima del 95% de libros restantes que he leído en mi vida.

Me alegro mucho de haberlo hecho. Realmente es mucho más que una visión femenina de la historia de Ulises y Penélope. Es una reflexión acerca de la mutabilidad histórica de conceptos que deberían ser tan elementales como justicia, verdad o fidelidad.





La Atwood confiesa haber estado siempre interesada en la idea de lo que Penélope pensaba acerca de su propia vida y la imagen que de ella se transmite en la Odisea. Como fue realmente la vida de esta mujer acerca de la cual solo sabemos que tejía y destejía y que es tenida por el parangón de la fidelidad incansable. Pero veinte años de estar sin marido (diez de guerra y diez en el viaje de vuelta) son muchos años. Tendría tiempo de pensar mucho... Pero además de por la idea de Penélope  y su tejer de la tela y del tiempo, Atwood hace girar su pensamiento en torno a las doce doncellas de Penélope que fueron asesinadas (colgadas) por orden de Ulises, (tras volver y comprobar que su esposa era "pata negra"), por haberse estado acostando con los otros pretendientes que querían conseguir a a Penélope, pero en el ínterin no tenían problema en algún escarceo más y entretenerse con las doncellas. ¿Porqué fueron colgadas estas doncellas? ¿Realmente tenían capacidad de elección en la sociedad en que se movían?. Además de la propia Odisea, la propia Atwood refiere haber consultado otras fuentes, entre las que está la estupenda obra de Robert Graves "Los mitos griegos", una obra muy recomendable, con la que yo disfruté mucho, años atrás (al igual que con "La diosa blanca", también de Graves). Esta obra dio a Atwood el hilo conductor de  las relaciones familiares de Penélope. El descubrir que era prima de la hermosa Helena la puso en la pista de la historia. El hecho de que la madre de Penélope fuera una náyade (una ninfa del agua) o el simbolismo mágico del número doce, el número de doncellas, y del número trece (las doncellas más Penélope) también tienen su significación.

Under the old rules, only important people had marriages, because only important people had inheritances. All the rest was copulation of various kinds -rapes or seductions, love affairs o one night stands with gods who said they were shepherds or shepherds who said they were gods.

(Bajo las normas antiguas solo la gente importante tenía matrimonios, porque solo la gente importante tenía herencias.  Todo lo demás eran copulaciones de varios tipos - violaciones o seducciones, asuntos amorosos o rollos de una noche, con dioses que decían ser pastores o pastores que decían ser dioses). 

Penelope comienza hablando desde los Prados Asfódelos, desde el reino de los muertos, siendo ya un ente incorpóreo en una época indeterminada, muy posterior a aquella en que vivió (de hecho hay referencias a hechos de nuestra época en tono humorístico, por ejemplo el dopaje en las pruebas deportivas). Revive su matrimonio con Ulises, su viaje a casa de su marido a Ítaca, la partida de Ulises, el fin del a guerra y el temido no retorno del héroe, la llegada de los pretendientes y la venganza de Ulises. Contraponiendo a Penélope (inteligente pero no especialmente hermosa) con su prima Helena, la perdición de los hombres, el caos de Troya, resalta aun las facetas de un personaje que quizá no llegamos a aprehender completamente porque la "novella" se hace un poco breve. Penélope, la que tiene que quedarse a cargo del fuerte y sus doncellas. Básicamente se trata de "todo depende del color del cristal..." es lo que mueve la narración de Penélope, además de "¿Hasta que punto es justa la justicia?".  Es sorprendente el número de mujeres que pueblan la Odisea y que todas ellas en mayor o menor medida ayudan a Ulises. Por eso Atwood no deja de hacer de este un hombre seductor, un mentiroso encantador. 


Waterhouse: Penélope y los pretendientes. 



Es muy interesante que este libro, publicado por Cannongate, forma parte de una serie de libros escritos por grandes autores contemporáneos que narran los mitos atemporales desde un punto de vista personal. Ya hay volúmenes escritos por otros autores como Jeanette Winterson, pero el próximo que de verdad me interesa es "Ragnarok" de A.S Byatt, que sale a la venta en varias semanas.

En resumen, una buena novela en mi opinión, no es lo mejor de Atwood (la superan muchas otras de esta magnífica canadiense), pero es una lectura amena, aceptablemente bien construida y que otorga un punto de vista interesante sin caer en el extremo de un feminismo salvaje (que todo sea dcho podría ser fácilmente comprensible con una historia como la de Ulises). Una Penélope muy creíble, resignada pero de fuerte voluntad, a veces un poco cansada pero "perfectamente capaz de guardar el castillo" (cuando se casó tenía quince años, cuando Ulises vuelve de sus viajes es una muy madurita mujer de treinta y cinco). Quizá algo pero traído está el tema de las doncellas, las criadas, que se desarrolla en breves párrafos y no logra destacarse salvo para hacer una denuncia del abuso de poder de Ulises, como hombre dominante de la casa, que no se para a preguntar,a informarse de que muchas de ellas fueron directamente violadas o bien obligadas a acostarse con los pretendientes (no era raro que los invitados de la casa se acostaran con las doncellas de la misma, formaba parte de la hospitalidad; pero si que era prueba de muy mal gusto hacerlo sin ser invitado por el dueño de la casa). 

La novela fue llevada al teatro, como se puede ver el blog de la misma. De hecho, quizá la obra resulte como digo algo escueta porque está escrita de una manera que recuerda a un guión de teatro. También fue muy representada en más de un College canadiense y estadounidense


En español fue publicada por ediciones Salamandra.

9 comentarios:

  1. Parece interesante, y teniendo en cuenta que la Odisea es también uno de mis libros favoritos de todos los tiempos. Y más si es de Atwood. Lo apunto!

    (Por cierto, Graves tiene un libro bastante curioso sobre la Odisea llamado "La hija de Homero", lo has leído?)

    ResponderEliminar
  2. Pues concretamente puede que sea casi la única de las novelas históricas de Graves que no leí. La vi alguna vez pero no cayo en mis manos. Leí las dos de Claudio, leí "Rey Jesus" y otras muchas. Mi preferida y muy recomendable era "El vellocino de oro" acerca de la expedición de Jason y los argonautas. ¿Que tal está "La hija de Homero"?

    ResponderEliminar
  3. Por eso lo mencionaba, cuando hablas de mujeres en la Odisea. "La Hija de Homero" es una obra curiosa (no muy extraordinaria pero si muy entretenida si te conoces la Odisea) pues propone la autoría femenina del texto, precisamente, según la argumentación de Graves, por lo mucho que aparece en el relato el mundo de las mujeres en comparación con la Ilíada. Por otra parte es una novela de aventuras sin más. Yo me lo pasé muy bien, pero debía tener unos 16 años cuando me la leí, había empezado griego en el Instituto y me tragaba (sin mucho criterio) todo lo que tenía a mano sobre mitos, etc.

    ResponderEliminar
  4. Qué curioso, yo también iba a mencionar "La hija de Homero" como ejemplo de visión femenina de los clásicos griegos. Igual que Nit, hace bastantes (por no decir muchos) años que la leí, pero la recuerdo como muy amena. Quizá no tanto como "El vellocino de oro", que es estupenda, pero si ya estás en la racha homérica, vale la pena leerla. Lo que cuentas de las doncellas violadas me ha recordado una estremecedora noticia que leí hace un par de días en el periódico, sobre Mauritania (creo, a lo mejor era otro país del África Negra, pero me temo que ls situación debe ser extrapolable), donde aún hoy existe la esclavitud y donde esas esclavas-criadas domésticas desde los nuevo o diez años son sistemáticamente violadas por sus amos y ofrecidas a los huépedes como gesto de "cortesía". Igual, igual que en tiempo de Homero. No hemos avanzado nada.

    ResponderEliminar
  5. Me has convencido. Como tejedora, lectora, fan de la Odisea y esposa...ya está pedido. También estaría bien que alguien dotase de voz a Circe para rematar el retrato del "rico en ardides" que se fue a por tabaco a Troya y tardó 20 años en volver.
    En cuanto al Ragnarok, es un mito que me fascina (qué belicoso es el ser humano)pero creo que en manos de la Byatt se transformará en otra cosa ( bella, seguro, pero otra cosa).

    ResponderEliminar
  6. Te he de dar la razón en que me ha sorprendido el que a Byatt le hayan dado o haya elegido (no cual cual de ambas opciones es la cierta) precisamente el mito de Ragnarok. Al igual que a ti, es un mito que me atrae desde hace mucho, durante mucho tiempo estudié lo que pude de mitología y religiones comparadas y las mitologías nórdicas eran mi perdición. Ayer estuve re-viendo por enésima vez una película que seguro conocerás, pero me gusta tanto y me río tanto que no paro de verla. Y va acerca de Ragnarok:Erik el Vikingo. >> http://es.wikipedia.org/wiki/Erik_el_vikingo
    Para echar unas carcajadas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Qué buena, Erik el vikingo!! Cuando a mi gato le da la subida de adrenalina, decimos que le ha dado "el freneticlón" y a la que hay que subirse a algún sitio, vamos con cuidado de que no coincidan todos los bigotes a un lado y todas las barbas al otro...;D

    ResponderEliminar
  8. Me ha venido bien esta entrada para recordar ciertas cosas pues lo leí hace un tiempo ya.
    A mí sí que me interesan (casi siempre) esos ejercicios literarios de retomar un personaje ya conocido y escribir la historia desde su perspectiva e incluso el de tomar un personaje secundario y crear una nueva historia en el que sea el protagonista , tal y com hizo Rhys con la loca del desván en Wide Sargazzo Sea.
    De todas maneras estoy de aacuerdo contigo en que si bien la calidad no se le niega por ser de quien es, no es de lo mejor de la Atwood.De momento me quedo con La novia Ladrona y con Moral Disorder. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con tu selección preferida de la Atwood. Y soy muy "fan" de "The handmaid´s tale".
    Saludos.

    ResponderEliminar