lunes, 4 de julio de 2011

The Garden of Eden (El Jardín del Eden), de Ernest Hemingway






He de reconocer que en general no me gusta la idea de leer una novela "póstuma" cuando esta no ha sido estrictamente montada por el autor antes de su muerte. El donoso escrutinio que los herederos hacen entre sus papeles (aun estoy esperando a ver que pasa con todo lo que escribió Salinger) me parece algo casi ofensivo. Es famosa la anécdota de que tras la muerte de Hemingway, su viuda llenó de papeles dos bolsas de plástico y se las llevó a su editor, "a ver que se podía rescatar". Y la verdad es que le cundió. Entre las novelas que se "rescataron" está "The Garden of Eden". Cuando se publicó por primera vez fue un auténtico éxito de ventas en Estados Unidos. En parte por lo admirado que el autor es allí y en parte por como se anunciaba el libro y como corría su argumento a través del boca a boca. 

Pero claro, muerto el autor, no siempre hay orégano para llenar todo el campo y si leemos lo que una crítica muy citada opina acerca de la edición de las obras póstumas de EH (Esta de que hablamos además de las historias de Nick Adams y de "Islands in the Stream"), bueno, pues...

A través de un estudio de los manuscritos de estas obras, expongo que en su ficción publicada póstumamente, Hemingway estaba experimentando tanto estilística como temáticamente, y que la edición de estos manuscritos ha servido para suprimir estas nuevas direcciones. En cada uno de estas tres obras, los editores póstumos de Hemingway han sido responsables de una pobre copia/edición, cortes sustanciales de líneas, escenas y capítulos enteros, la adición de material manuscrito que Hemingway había descartado y transposición de escenas y diálogos. Esta edición ha resultado en la publicación de textos que no representan las intenciones de Hemingway en estos trabajos tal como los dejó.

Ahí es nada. En la introducción a esta obra, el editor dice tímidamente: 

Tal y como ocurrió con el anterior trabajo póstumo de Hemingway, "Islands in the Stream", esta novela no se encontraba en forma acabada en el momento de la muerte del autor. Para preparar el libro para la publicación, hemos hecho algunos cortes en el manuscrito algunas correcciones rutinarias de copia/edición. Más allá  de un muy pequeño número de de interpolaciones menores en pro de la claridad y la consistencia, nada ha sido añadido. en cada aspecto significativo el trabajo es todo del autor.

¿Soy el único al que le parece sospechoso?. Hemingway empezó a escribir esta obra en 1946 y la perfeccionó durante quince años. Dejó unas ochocientas páginas escritas (la novela publicada tiene doscientas cincuenta). Quince años. Los editores tardaron tres meses en hacer un libro con ello. Bueno dejemoslo estar ahí. 

El argumento (dando el menor contenido de spoiler posible): David Bourne es un escritor americano que acaba de casarse con Catherine (a la que luego David se dirige habitualmente como "Devil") en el momento en que se abre el libro. Se encuentran en el sur de Francia de luna de miel y allí básicamente su único interés es dedicarse al placer sensual. También sexual, claro, pero es mucho más que eso, el disfrute de los baños en el mar y el tumbarse posteriormente al sol, con botellas de vino frío envueltas en toallas, el dormir y despertar tarde, tener un desayuno copioso, pasear en coche por los pueblos de la vecindad, dormir buenas siestas, tomar su copita (habitualmente absenta o whisky con Perrier bien fría, o buenos vinos o un Ricard, todo vale) y de vuelta a darse un baño, habitualmente desnudos, en calas escondidas o playas de difícil acceso. Entonces empieza lo que se considera un gran giro en la temática de Hemingway. Catherine, mas "Devil" que nunca empieza con una especie de Síndrome de Michael Jackson a la inversa. Se obsesiona por tostarse al sol de manera insaciable, procurándo ponerse cada vez más morena sin parar. A la vez destiñe completamente su pelo, lo corta muy, muy corto, a estilo garçon, y medio fuerza a David a cortárselo exactamente igual.

Desde ese momento ambos son iguales. Señores y señoras, empieza el juego: Catherine empieza  a jugar con la idea de intercambiar papeles "Hoy yo seré el chico y tu la chica, ¿ok, David?". Este juego se desplaza a España, donde por desgracia para ello ya no pueden bañarse desnudos en las playas del País Vasco ("En este país seríamos arrestados").

Pero, ¿que tal si aun damos una vuelta de tuerca más al asunto?. Pasemos de la pareja al trío. Conocen a Marita, una hermosa mujer de piel y pelo oscuro. Y ella entra en el juego. "A partir de ahora nos compartirás a ambas, David querido". Y asi, con una morena y una rubia, cumpliendo el sueño de media población masculina, David tiene que sobrevivir. Pobrecito. 



Frissell. "Two women" .1940



Pero bueno, ¿Es Hemingway o no quien se esconde tras estas paginas?. He de confesar que aun lo tengo que pensar. Hay partes que son indudablemente de Hemingway, por lo parecidas que son a otras de sus obras. A partir de la mitad del libro, David empieza a escribir un relato, y parece que fuera el propio Hemingway quien escribe. Un relato ubicado en África, donde David recuerda un hecho real de su infancia en que él, su padre borracho y un nativo persiguen a un elefante para matarlo y quitarle los colmillos. En cada capítulo hay una parte de este relato, que se entremezcla con el desarrollo del trío protagonista. Este relato si lo sacáramos del resto del texto, podría pasar por uno de los relatos africanos estándar de Hemingway, y bastante bueno por cierto. 

Pero lo realmente comprometido es lo otro. Juzgar la parte de exploración de las relaciones hombre-mujer (bueno, y mujer-mujer, y hombre-mujer-mujer...) y el rol de los sexos. Aun más allá, la significación de la androginia y el equívoco entre los sexos "estándar".

Hay momentos en que tras las palabras que salen por la boca de las dos mujeres, dirigidas al escritor protagonista, parece que escuchamos algunas de las opiniones que el propio Hemingway tuvo que encajar a lo largo de su vida:

"Pero eres tu quien lo ha confundido" dijo Catherine. "¿No lo ves?. Saltando atrás y adelante, tratando de escribir historias, cuando lo único que debes hacer es seguir con la narrativa que significaba tanto para todos nosotros"...//... "Alguien tiene que enseñarte que los relatos son solo una forma de escapar a tu deber". 

La verdad es que la obra me ha gustado mucho. Pero me ha dejado un poco confuso, he de reconocerlo. Habré de digerirla.

Uno de los peligros de este tipo de obras (seguro que Hemingway no era ajeno a ello cuando le dio tantas vueltas a su publicación) es lo fácil que puede focalizarse todo en el componente sexual de la misma. Pronto se va a estrenar la versión cinematográfica de la película, y el trailer promete tirar por ese camino. Y eso que la adaptación la ha hecho James Scott Linville, antiguo editor de The Paris Review. Anunciado como "a boundaries-breaking erotic drama." Se filmó en 2008, pero están dándole vueltas y parece que se estrenará de manera reducida en 2011.



1 comentario:

  1. Por cierto , si a alguien le interesa, la película parece que no se estrenará en cines, se venderá a través de iTunes y similares. En Internet se puede encontrar en inglés con subtítulos en castellano.

    ResponderEliminar