jueves, 28 de julio de 2011

Bajo la ciudad

Por una vez, sin que sirva de precedente, voy a contar una noticia no literaria, pero que enlaza directamente con las dos entradas literarias anteriores y que acabo de ver por casualidad en un blog científico que suelo visitar. Me ha parecido tan interesante y relacionada con los libros de McCann y Ackroyd que no me he podido resistir.

La Noticia es del New York Times y se puede leer en inglés aquí

El titular dice "En la profundidad, bajo Park Avenue, un monstruo descansando"

En resumen, hace referencia a un "monstruo" que a partir de ahora dormirá bajo Park Avenue, la Cuarta avenida de Nueva York, una de las zonas más caras de la ciudad. Este monstruo además es español. Es una tuneladora que pesa doscientas toneladas y mide siete metros, que la compañía española de dragados ha usado para crear un túnel bajo las entrañas de la mismísima estación Grand Central Terminal.

Lo más curioso es el motivo por el que han decidido dejarla ahí, durmiendo el sueño de los justos, unas catorce plantas por debajo de Park Avenue. La tuneladora ha costado 8 millones de dólares, pero sacarla y desmontarla para venderla costaría otros 9 millones de dólares, además de mucho tiempo y esfuerzo, retrasando otras obras, así que ahí se queda.

La tuneladora

El túnel creado por la misma

De nuevo perdón por el exabrupto no literario, pero es algo casi titánico. Que diferencia entre los "Sandhogs" del libro de McCann y la tecnología de hoy. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario