martes, 21 de diciembre de 2010

The Ballad of Peckham Rye (La balada de Peckham Rye), de Muriel Spark






Peckham es un distrito del sur de Londres que hoy en día es conocido por "ser zona de alta tasa de delincuencia y peligro de violencia de bandas". No obstante no es esa la impresión que se obtiene de la lectura de esta novela de Dame Muriel Spark. Parece una zona bastante normal. Al menos normal para la Inglaterra de los años 50. Bien es cierto que hay un chavalillo matón en una banda, pero no parece gran cosa. De hecho ya es sorprendente ver que hoy en día esta es una zona absolutamente multicultural (35% de negros africanos, 25% de blancos británicos, 15% de negros del Caribe, 3% de chinos, 1.9% de irlandeses y asi en un no parar.)




En este distrito de Peckham es donde se encuentra la zona de Peckham Rye, dode se localiza esta novela de Spark. Y desde luego, vaya por delante que en esta novela Muriel Spark me ha demostrado que sabe sorprender al lector. En más de una ocasión me he encontrado diciéndome a mi mismo “No puede ser que vaya a ocurrir lo que me estoy imaginando que va a ocurrir, no puede ser...” Y ocurre, vaya que si ocurre. El cambio que la novela sufre en su tercio final es no solo sorprendente, sino ¡muy sorprendente!. Empezamos con una sonrisa la novela (no se porqué me tiene que hacer gracia que abandonen a alguien en el altar, pero me la hace) y de manera plácida la vamos atravesando y surcando el libro y de repente Spark nos pega con una sartén en la cara, se nos queda cara de pánfilo (a mi al menos seguro que si).

He de confesar que el personaje principal a mi me ha cautivado. Dougal Douglas, escocés, joven y deforme (con un hombro más alto que otro, algo jorobado). Hasta ahí no va gran cosa. Pero siempre encontrareis la referencia al juego de Spark con el lado diabólico de Dougal y a mi ese juego me ha gustado. No solo por la referencia constante (a veces un poco cansina, la verdad) a los dos bultos que tiene en la cabeza y que se empeña en ir pidiendo a todo el mundo que se los toque, explicando que son los residuos de dos cuernos que le extirpó un cirujano plástico. A mi lo que me ha hecho más real al personaje es su capacidad para mutar, es capaz de adoptar diversas “formas” según la situación en que se encuentre o la finalidad que quiera conseguir con su discurso. "Dougal cambió su forma y se convirtió en un profesor", "Dougal se inclinó hacia delante y se transformó en un entrevistador de televisión", "Ahora era un hombre de visión con un hombro deformado". Es capaz de usar el lenguaje corporal para subyugar al que le mira. ¿No conocéis a nadie así?. Se entrevista con el director, con la jefa de las secretarias, amante del primero desde años atrás (por cierto, nunca había leído una descripción tan magnífica de una relación sexual sin amor alguno, sin interés alguno, absolutamente mecánica por ambas partes), con la pareja de novios... Uno a uno, los va dejando "descolocados", revelándoles aspectos de si mismos y de los demás que nunca habían considerado. Contratado para controlar el absentismo laboral de los trabajadores se dedica a incentivarlos a no ir a trabajar el lunes por la mañana y tomárselo libre Es una sorprendente mezcla de lo sobrenatural y lo mundano. Unos afirman que es homosexual (pansy, mariquita), otros que es un maniaco del sexo, otros que simplemente es inmoral. Uno de sus jefes cree que es "un agente diabólico, sino el mismo Demonio" y que de hecho tiene embrujado al Director (lo cree de veras, no es una figura literaria).

La historia comienza con una consecuencia directa de la presencia de Dougal en Peckham Rye. Un novio en el altar, ante la pregunta de "¿Quieres como tu esposa...?" responde "Para ser completamente franco, no". A partir de ahi saltamos atrás en el tiempo, justo a la llegada de Dougal y su primera entrevista con el director de la firma Meadows, Meade & Grindley, fabricantes de textiles de nylon. Aqui empieza la hipnótica atracción que Dougal es capaz de ejercer sobre muchas personas (no todas, por desgracia para él).

"Dougal sometió a Mr Druce al proceso de su sonrisa, que era ancha y llena de dientes jóvenes y blancos, hacia movimientos con los alarmantes huesos de sus manos (with the alarming bones of his hands). Mr Druce no podía sacar sus ojos de Dougal, tal y como Dougal percibió".

Dougal llega a Peckham Rye, contratado por una empresa textil como asistente para valorar entre otras cosas porqué ha aumentado el absentismo laboral. Instantáneamente comienza a mezclarse con la gente del lugar, a hacer amigos y enemigos. Empieza a ejercer su influencia en múltiples conversaciones y encuentros con trabajadores de la fábrica, con familiares de estos, con directivos de la misma, con gentes del lugar, como su casera. No tiene problema en hacerse el “afectado” cuando le deja su novia, llorando delante de las chicas de la fábrica para desencadenar su compasión (la portada de esta edición de la obra me gusta mucho, asi me imagino a Dougal). Además Dougal tiene un "defecto fatal": no soporta nada que tenga que ver con la enfermedad o el dolor. En cuanto alguien tiene una herida o vomita o enferma, Dougal tiene que marcharse. Tampoco tiene escrúpulos en irse a hacer el mismo "trabajo de campo" para otra empresa de la competencia, molestándose solo en cambiar el orden de su nombre y apellidos y llamarse "Douglas Dougal". El pequeño entorno del que se rodea Dougal no vuelve a ser el mismo. Todos comienzan o bien a caer bajo su influencia o bien a acusar a los demás de estarlo. Comienza el ciclón.

Pero realmente ¿Ejerce Douglas una influencia modificadora en estos personajes? ¿o solo les hace ver con claridad?. En otras palabras, es Douglas responsable de que Humphrey abandone en el altar a Dixie? o ¿simplemente le hace ver que eso es lo que tenía que hacer?. Me apunto a lo segundo. ¿Como habría acabado el "romance" entre Mr Druce y Miss Coverdale de no ser por este djinn? ¿Como habría evolucionado la tasa de absentismo de la fábrica?. Solo Spark lo sabrá.

Palabra de Spark:

"I wanted to give my mind a holiday and write something light and lyrical - as near a poem as a novel could get, and in as few words as possible." (Quería dar a mi mente unas vacaciones y escribir algo ligero y lírico, tan cercano a un poema como una novela pueda alcanzar y en tan pocas palabras como fuera posible)


Y Dougal se hace eco:

"¿Se supone que tu eres el diablo entonces? - Preguntó Humphrey", "No, solo se supone que soy uno de los malvados espíritus que deambulan por el mundo para ruina de las almas"

O bien:

"Tengo poderes para el exorcismo, dijo Dougal" "¿Que es eso?" "La capacidad para sacar a los demonios fuera de la gente", "Pensé que dijiste que tu mismo eras el diablo", "Ambos estados no son incompatibles".

No será (de hecho no lo es) la mejor obra de Spark. Quizá ni siquiera esté entre las mejores. Pero a mi me ha encantado.

No hay (hasta donde yo se) traducción al castellano. Eso se debería resolver... Os aseguro que esta mujer se lo merece.

10 comentarios:

  1. Parece interesante la novela por lo que cuentas, aunque dices que, quizás, no está entre las mejores de Spark, ¿Cúal es la "mejor" publicada en castellano?

    Ya has picado mi curiosidad, así que me decidiré a comprar algo de ella, aunque parece que no es fácil ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues en ingles, que hay muchas , es más difícil elegir. En castellano es más fácil, puesto que en ediciones recientes tienes solo dos novelas:

    La plenitud de la señorita Brodie (2006) que sería la que yo elegiría, aunque no la he leido, pero es una de las 2-3 obras que se consideran sus mejores trabajos, los más perfectos. Para muchos es la mejor de todas. Datos aqui >> http://www.lecturalia.com/libro/35676/la-plenitud-de-la-senorita-brodie

    Tambien tienes "Memento Mori", que si que la he leido y es magnífica. Me divertí muchísimo y está magnificamente escrita, aunque tal como afirma La mujer Quijote en la entrada anterior que he hecho sobre Spark, yo también he leido que la traducción no es especialmente buena
    http://www.lecturalia.com/libro/43634/memento-mori

    Todo lo demás tendrás que buscarlo probablemente en segunda mano si tienes buenas librerías de este tipo a tu alcance (o por internet):

    - Las señoritas de escasos medios (1996): altísimamente recomendable.
    - El banquete ("Symposium"), de 1994, que es la que estoy leyendo ahora precisamente y me está gustando más que casi todo lo que le he leido hasta ahora (esto va de menos a más), equiparable para mi a "Memento Mori"
    - O mucho más antiguos son : "Merodeando con aviesa intención" (1988), "Muy lejos de Kensington" (1988) o "Mujer al volante" (1970). Todos ellos magníficos.

    Los años indican la edición española. Yo comenzaría con el primero de todos o en su caso el segundo. Hay más, todos antiguos. Míralos aqui:

    http://www.lecturalia.com/autor/5370/muriel-spark
    En la parte de abajo tienes lo editado.

    Espero que lo disfrutes y te guste y nos cuentes.

    PD: Veo que vives en Barcelona. En catalán también hay algunas traducciones, pero ninguna que yo sepa, más cercana de unos diez años atrás.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, que vaya foto le han puesto a Muriel Spark en la pa´gina que te indico para ver todo lo publicado...

    ResponderEliminar
  4. Gracias Oscar, voy a ver qué encuentro. Por desgracia no leo en inglés, sí en francés (y catalán, claro).

    Si logro encontrar algo, te cuento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es lamentable que habiendo varias obras ya traducidas, nadie coja el testigo de volver a publicarlas, aunque sea necesario revisar traducciones. Lo del mundo editorial en este país es de traca. Muchas veces nos intentan colar por novedad la reedición de cosas que fueron publicadas hace cuarenta años y, en ocasiones, sin ni siquiera revisar el original, lo que hace que sigan apareciendo con las mísmas faltas de ortografía o tipográficas.
    Teniendo en cuenta también el fondo que suelen tener las librerías, creo que la segunda mano es la única posibilidad. El portal Uniliber (uniliber.com) es una buena ayuda para eso.

    ResponderEliminar
  6. @mujer Quijote: muy interesante la dirección de Uniliber, muchas gracias. Ya nos contarás que tal está finalmente la traducción de Memento Mori.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo leí hace poco y, gustándome mucho Muriel Spark, debo confesar que lo terminé un poco confusa. El libro es indudablemente bueno (porque Spark escribe bien incluso con los ojos cerrados) pero la historia, incluso haciéndome gracia Dougal y demás, no terminó de llenarme. La encontré bien para pasar el rato y poco más, justo resultado de la idea original de Spark que citas, supongo.

    Y creo que este es mi primer comentario en tu blog, que me ha gustado mucho, por cierto.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Cristina.

    Yo si que sigo el tuyo (tu blog) hace tiempo. De hecho, se que leíste Peckham y dos entradas antes verás la entrada que puse sobre "The Public Image" De Spark, donde pongo un link a tu entrada. Como allí digo, esa sensación que a ti te produce Peckham Rye a mi me la produjo ese otro libro. La sensaciónde algo bien escrito y que hace reflexionar un buen rato por su tema, pero... le falta chispa. Peckham Rye me ha gustado más y la cosa mejora progresivamente. A diferencia de lo que te leo que sueles hacer, no sigo ningún orden cronológico en las lecturas de cada autor, no se si es bueno o malo. Bueno, a lo que voy es que estoy leyendo ahora "Symposium" (que no se si has leído) y me parece simplemente magnífica.

    Un saludo y bienvenida.

    ResponderEliminar
  9. Oops, pues había visto la entrada de ese libro, pero no el enlace a mi entrada sobre Peckham Rye. La entrada debo confesar que no la he leído porque no suelo leer comentarios de libros que sé que voy a leer tarde o temprano. Otra costumbre extraña como la de leer por orden cronológico ;)

    En cualquier caso, gracias por leer mi blog y por enlazarlo tanto desde esa entrada como en general (yo ahora he enlazado el tuyo también).

    ResponderEliminar
  10. Lo se, lo se que te dan miedo los Spoilers... Y lo entiendo. Si vieras lo que acabo de leer que hace Coetzee en una crítica del libro nuevo de Philip Roth, te diría que te entiendo perfectamente. Yo a veces solo las sobrevuelo si el libro es lectura inminente...

    ResponderEliminar