lunes, 11 de octubre de 2010

Instructions (Instrucciones), de Neil Gaiman

En la entrada anterior hacía referencia al final a un poema llamado instrucciones, que trata acerca de lo que tenemos que hacer si nos vemos atrapados dentro de un cuento de hadas. Tras dar una vuelta por la red, he encontrado un bonito vídeo que contiene la narración del poema leída también por el propio autor. Os pongo el video y una traducción del poema. Evidentemente la traducción, al ser mía será deficitaria y por supuesto es literal, no trata de preservar rima o tipo alguno de estructura poética. Pero espero que os guste como a mi. Incluyo el original inglés, para que cada uno tire al monte por donde le parezca.







El original inglés:


INSTRUCTIONS

Touch the wooden gate in the wall you never saw before.
Say "please" before you open the latch,
go through,
walk down the path.
A red metal imp hangs from the green-painted front door,
as a knocker,
do not touch it; it will bite your fingers.

Walk through the house. Take nothing. Eat nothing.
However, if any creature tells you that it hungers, feed it.
If it tells you that it is dirty, clean it.
If it cries to you that it hurts, if you can, ease its pain.
From the back garden you will be able to see the wild wood.
The deep well you walk past leads to Winter's realm;
there is another land at the bottom of it.

If you turn around here,
you can walk back, safely;
you will lose no face. I will think no less of you.

Once through the garden you will be in the wood.
The trees are old. Eyes peer from the under-growth.
Beneath a twisted oak sits an old woman. She
may ask for something;
give it to her.
She will point the way to the castle.
Inside it are three princesses.
Do not trust the youngest. Walk on.
In the clearing beyond the castle the twelve
months sit about a fire,
warming their feet, exchanging tales.
They may do favors for you, if you are polite.
You may pick strawberries in December's frost.

Trust the wolves, but do not tell them where you are going.
The river can be crossed by the ferry. The ferry-man will take you.
(The answer to his question is this:
If he hands the oar to his passenger, he will be free to
leave the boat.
Only tell him this from a safe distance.)

If an eagle gives you a feather, keep it safe.
Remember: that giants sleep too soundly; that
witches are often betrayed by their appetites;
dragons have one soft spot, somewhere, always;
hearts can be well-hidden,
and you betray them with your tongue.

Do not be jealous of your sister.
Know that diamonds and roses
are as uncomfortable when they tumble from
one's lips as toads and frogs:
colder, too, and sharper, and they cut.

Remember your name.
Do not lose hope — what you seek will be found.
Trust ghosts. Trust those that you have helped
to help you in their turn.
Trust dreams.
Trust your heart, and trust your story.
When you come back, return the way you came.
Favors will be returned, debts will be repaid.
Do not forget your manners.
Do not look back.
Ride the wise eagle (you shall not fall).
Ride the silver fish (you will not drown).
Ride the grey wolf (hold tightly to his fur).

There is a worm at the heart of the tower; that is
why it will not stand.

When you reach the little house, the place your
journey started,
you will recognize it, although it will seem
much smaller than you remember.
Walk up the path, and through the garden gate
you never saw before but once.
And then go home. Or make a home.
And rest.



INSTRUCCIONES

Toca la puerta de madera en el muro que nunca
habías visto antes.
Di "por favor" antes de abrir el pestillo,
atraviesala,
baja por el camino.
Un diablo rojo de metal cuelga de la
puerta frontal pintada de verde,
como llamador,
no lo toques; morderá tus dedos.
Atraviesa la casa. No cojas nada. No comas nada.
En cualquier caso, si alguna criatura te dice que está hambrienta, aliméntala.
Si te dice que está sucia, limpialá.
Si grita que le duele, si puedes, alivia su dolor.

Desde el jardín trasero
serás capaz de ver el bosque salvaje.
El profundo pozo por el que pasas
conduce al reino del Invierno;
hay otra tierra en su fondo.
Si te vuelves aquí,
Puedes regresar atrás, de modo seguro;
no resultarás humillado. no pensaré mal de ti.

Una vez atravesado el jardín,
estarás en el bosque.
Los árboles son viejos. Ojos observan desde la maleza.
Debajo de un roble retorcido se sienta una anciana.
Te puede pedir algo. Dáselo.
Te indicará el camino al castillo.
Dentro hay tres princesas.
No te fies de la más joven. Sigue caminando.
En el claro más allá del castillo
los doce meses se sientan alrededor de un fuego,
calentándose los pies, intercambiando cuentos.
Te pueden hacer favores, si eres educado.
Podrías coger fresas en las heladas de diciembre.
Confía en los lobos, pero no les digas a donde vas.
El rio puede ser cruzado en el ferry. El barquero te llevará.
(La respuesta a su pregunta es esta:
Si le entrega el remo a su pasajero, el será libre para abandonar el bote.
Pero díselo desde una distancia segura).

Si un águila te da una pluma, conservala segura.
recuerda: que los gigantes duermen ruidosamente,
que las brujas son frecuentemente traicionadas por sus apetitos;
los dragones tiene un punto débil, en algún lugar, siempre;
los corazones pueden estar muy ocultos
y tu traicionarlos con tu lengua.

No tengas celos de tu hermana.
Conoce que los diamantes y las rosas
son tan incómodos cuando caen de los labios de uno
como los sapos y ranas:
mas frios, también, y más afilados, y cortan.

Recuerda tu nombre.
No pierdas la esperanza - lo que buscas será hallado.
cree en los fantasmas. Cree que aquellos a los que hayas ayudado,
te ayudarán a cambio.
Confía en los sueños.
Confía en tu corazón y confía en tu historia.
Cuando vuelvas, vuelve por el camino que viniste.
Los favores serán devueltos, las deudas serán pagadas.
No olvides tus modales.
No mires atrás.
Cabalga al águila sabia (no caerás)
Cabalga al pez de plata (no te hundirás)
Cabalga al lobo gris (agarraté fuerte a su pelo).

Hay un gusano en el corazón de la torre;
por eso no resistirá.

Cuando alcances la casita,
el lugar donde comenzó tu viaje,
la reconocerás,
auqnue parecerá mucho más pequeña
de lo que la recuerdas.
Sube por el camino y pasa la puerta del jardín
que solo viste antes una vez.
Y entonces, ve a casa. O construye una casa.
Y descansa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario