jueves, 2 de septiembre de 2010

Historias de Nueva York, de Enric Gonzalez



Bueno, pues dejo una breve entrada para un breve libro. Ya cuando lo lei la primera vez, para mi segundo viaje a Manhattan, allá en 2006, el estilo de Enric Gonzalez , periodista de "El Pais" destinado en aquella ciudad (y luego en Londres y Roma (de donde salieron "Historias de Londres" e "Historias de Roma", mire usted), me pareció ameno e instructivo. O mejor, no instructivo, sino incitador a la instrucción, que a veces es mejor.

El libro cuenta multitud de breves anécdotas sobre la ciudad, su historia, sus historias, sus habitantes y su relación con el resto del país. Porqué la carne en esa ciudad es de grasa amarilla y sabor dulce, quien era Vincent "Chin" Gigante, el jefe de la familia Genovese en Little Italy, que se tiró años paseándose en bata por la calle Mulberry, haciéndose pasar por enfermo mental para librarse del servicio militar, cual es la mejor cerveza en Manhattan (doy fe, cuando la probé, la Brooklyn Lager es algo especial), donde se han escondido los italianos hoy que Little Italy pertenece en realidad a los chinos (como todo), como se fundó la ciudad (espectro multicultural desde el primero, sus primeros cien habitantes blancos llegaron desde Amsterdam todos ellos, pero hablaban más de 40 idiomas). Esto y muchísimo más. Las experiencias de un enamorado de la ciudad que no duerme (y realmente no duerme). La nueva Babilonia y la hoy en día (le pese a quien le pese) Capital del mundo. Esta ciudad no se compara a ninguna otra de las que conozco (lo cual no significa que sea la que más me gusta de manera absoluta), es la única en que cuando pones el pie por primera vez, ya tienes la inmediata sensación de haber estado allí, de los impregnado que estás en películas, novelas, telediarios... Espero poner pronto otra vez el pie allí. Dios mio, cuando recuerdo los pocos años que hace que yo decía que no me atraían los estados unidos. Que cuando cruzara el charco sería para ir a Buenos Aires. Aun no he puesto el pie en toda sudamérica y la siguiente sería mi quinta vez en Nueva York. Como tiene uno que tragarse sus palabras. Y sus pensamientos.

Se lee en una sentada y da para mucho "Google" para ampliar muchas de las informaciones que esboza.

Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario