sábado, 7 de agosto de 2010

Diario de un libro decepcionado





Para muchos de nosotros los libros son una de nuestras mas preciadas posesiones, pero cada libro tiene su ciclo vital, sus periodos de pasión y olvido. Igual que le ocurre a cualquier persona. De muchos de ellos podemos recordar cuando y donde los compramos, que pequeños acontecimientos se asomaron a nuestra vida en ese mismo día. Donde comenzamos a leerlos y donde terminamos de leerlos (a veces meses después), quién nos lo regaló o donde ha estado colocado en la biblioteca desde que se mudó a nuestra casa. Son entes (casi) vivientes. Un libro, sea cual sea, siempre nos genera una fuerte corriente afectiva.

Este video me hizo pensar en esto y mucho más. Es pero que os guste como a mi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario