domingo, 15 de agosto de 2010

Bestias, de Joyce Carol Oates



Pues una breve nota para decir que no siempre todo han de ser parabienes en este mundo literario y que no siempre las sorpresas son tan agradables como a veces uno desearía. Alguna vez en estos comentarios he hablado de lo mucho que me gusta Joyce Carol Oates. Esta escritora americana me ha dado muy buenos ratos. Ayer tenía un momento libre y entré en una librería descubrí por casualidad este volumen en una editorial que no conocía (Papel de liar) y la compré para darme un rápido chapuzón en la obra de la americana (150 páginas en castellano, un rato). Bueno, se me ha hecho eterno. El tema es simple, el desarrollo inexistente y desplegado de una manera aburrida y sin el más mínimo poder de atracción en mi caso. El puro orgullo y su brevedad me han disuadido de abandonarla. Y no será porque la editorial no la ha cubierto en todas sus caras de críticas elogiosas de todos los medios ("Una pequeña joya", "La novela es corta, pero lleva dentro un brutal puñetazo"). Pues si que tiene un puñetazo mal pegado. Parece escrita por un adolescente en una tarde libre.

La historia de una adolescente en un colegio de estados unidos, enamorada de su profesor inicia una historia de "descubrimiento del mal" que insisto, no puede estar peor llevad.

No le dedico ni una palabra mas. Por favor no entréis en el mundo de Oates por esta puerta. Os engañará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario