sábado, 22 de mayo de 2010

Eres Erizo o Zorro?




Hay algunos ensayos que llegan a formar parte inseparable de la corriente principal del pensamiento de toda una cultura. De vez en cuando nos encontramos con alguno de ellos y cuando investigamos su origen, desarrollo y significado, no es difícil que nos cuestionemos acerca de porqué no se habrán cruzado antes en nuestro camino.
Tiempo atrás, estudiando acerca de la historia de la literatura rusa, me crucé con uno de ellos. Su título "El erizo y el zorro". Su autor: Sir Isaiah Berlin. Publicado tanto como ensayo individual como dentro del contexto de una colección de ensayos acerca de pensadores rusos, dado que se trata de un ensayo acerca de Lev Tolstoi.
El título del ensayo es tomado de una frase atribuida al poeta griego Arquíloco: "El zorro sabe muchas cosas, pero el erizo sabe solo una cosa importante". A partir de esta frase, Berlin desarrolla toda una teoría que divide en dos grupos a los escritores (y por ende a todo el género humano): el erizo organiza todo su pensamiento (y su forma de escribir si a literatos nos referimos) en torno a un principio organizador único o vástago central, en torno al que articula toda su vida y su forma de obrar en la vida. Todo s pensamiento se simplifica en torno a dicha idea y es reducido sucesivamente a ideas menores que se acoplan a esta, siendo inmediatamente rechazadas si entran en conflicto con la idea principal. Los zorros corren en pos de muchos fines, exploran muchas realidades, se mueven en distintos planos, investigan todo, acumulan experiencias muy diversas y a menudo muy contradictorias, sin integrarlos en una visión unificada. Berlin parece apoyar la idea de que la inteligencia de múltiples facetas del zorro, será finalmente derrotada por la defensa única del erizo (sus púas). El zorro puede correr y saltar alrededor del erizo, tratar de sorprenderlo con su astucia, usar triquiñuelas para engañarlo. El erizo solo sabe cuidar de sus crías, vigilar su madriguera y conseguir su comida sin alejarse mucho de esta. El zorro parece el claro ganador. Pero ocurre que por saber solo una cosa, el erizo sabe que que por muy elaborado que sea el plan de ataque del zorro, su respuesta será siempre la misma: se hace una bola de púas inexpugnable. Y ahí acaba la historia. El erizo ha ganado. El zorro herido en su hocico, sus patas y su orgullo se retira, jurando volver a l día siguiente con un plan mucho más ingenioso, cuidadosamente elaborado, que no puede fallar... pero nosotros sabemos que fallará, que el erizó volverá a fortificarse y volverá a ganar. Solo sabe hacer una cosa, pero la hace muy bien.
En el mundo de la literatura/pensamiento tenemos erizos que polarizan el mundo a través de una idea central (Platón, Dante, Pascal, Dostoievsky, Nietzsche, Ibsen o Proust) y zorros que exploran múltiples planos y que se niegan a que la experiencia de la vida pueda ser reducida a una sola idea (Heródoto, Aristóteles, Montaigne, Moliere, Goethe, Pushkin, Balzac, Joyce y el más zorro de todos los zorros, Shakespeare). El ensayo en realidad se centra en la figura de Lev Tolstoi, una figura que atrae mucho a Isaiah Berlin, porque posee los talentos de un zorro, pero sus creencias son las de un erizo. Es una especie de zorro reeducado en el pensamiento de un erizo. Y a partir de ahi, Berlin usa esta idea para interpretar la versión de la historia que Tolstoi desarrolla en su obra maestra "Guerra y Paz".
Esta teoría, que en principio se aplica a literatura y literatos, ha sido posteriormente extrapolada a la política y los gobiernos, a las técnicas de creación de empresas, al pensamiento en general... Incluso libros de autoayuda y desarrollo personal ("actúa como el erizo: descubre en qué puedes ser el mejor, descubre cual es tu auténtica pasión y desarróllala al máximo").

Así que cada uno que se clasifique mentalmente, a ver en que grupo está.

2 comentarios:

  1. Un articulo muy divertido, muchas gracias por las explicación sobre el zorro y el erizo:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por pasar por aqui y por el comentario. Un saludo.

      Eliminar