domingo, 10 de enero de 2010

There and back again




Este es el subtítulo de "The Hobbit" y es que ahora estoy absorbido por Tolkien y su mundo. Quizá sería más exacto decir que estoy descubriendo a Tolkien, no redescubriéndolo, a pesar de que hace años leí y disfruté "El Hobbit" (que me pareció un poco flojo) y "El Señor de los Anillos" (que disfruté enormemente). Pero ahora, cuando vuelvo a recalar en este puerto, tengo la sensación de un "jamais vu" (lo contrario del mas conocido "dejà vu"), es como si nunca hubiera oido hablar de nada de esto. Bueno, si, recuerdo un mundo de Orcos, Enanos, Magos y Elfos (como me hubiera gustado entonces ser un Elfo, madre mía, creo que me faltó solo estirarme las orejas con pinzas de la ropa), pero entonces solo era un mundo de guerras, amores, espadas (probablemente justo lo que tenía que ser entonces), pero ahora... Ahora es un mundo en que un profesor de Oxford imparte lecciones de Anglosajón a sus alumnos, traduce poemas medievales al inglés contemporáneo, inventa lenguajes a lo largo de decenas de años de su vida y deja un legado que su hijo trata laboriosamente de ordenar y publicar. Un mundo en que cada caballo blanco tiene un origen y no es solo blanco porque sea más bonito o simbolice mejor la pureza. Un mundo en que los nombres propios tienen una coherencia (ahora visible) porque se basan en raíces comunes anglosajonas. Un mundo en el que uno va tomando diversos caminos de estudio que nunca acaban, saltando de LOTR (Lord of the rings) al Beowulf, de este al idioma anglosajón, de este a la mitología que lo originó...

Bueno, trataré de usar este blog como fondo de biblioteca. A ver cuanto dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario